Venden las carnes 'baratas' pero con más grasa y hueso

Así lo denunció el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino. El precio del asado, por ejemplo, varía entre 90 y 140 pesos. Por eso, es importante tener en cuenta la calidad de la carne.
Miércoles 10 de febrero de 2016

Ante la escalada de los precios en los alimentos y las quejas de los consumidores, los supermercados se las ingenieron para seguir seduciendo a sus clientes pero sin perder plata. ¿Cómo lo hacen? Ofreciendo productos más baratos pero de baja calidad.

Con las llegada del "Mapa del Asado", un sitio web donde la gente puede rastrear – zona por zona – donde se ofrece la carne más barata, las grandes cadenas también hacen lo suyo y muchas decidieron abaratar precios.

Pero muchos de los consumidores ya descubrieron cuál es la maniobra detrás de esa baja de tarifas.

"Las denuncias que recibimos están vinculadas a los precios de la carne y más que nada a la calidad, sobre todo por tener más grasa y hueso", contó el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino.

"En algunos supermercados, hay carne a menor precio pero con más grasa y más hueso. Siempre hay distintos cortes, y para abaratar costos, aplicaron esa medida", agregó.