Indagan a custodios que tenía Nisman el día de su muerte

Están acusados, en principio, del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Se les reprocha el haber abandonado sus puestos de custodia en el edificio Le Parc para concurrir, en dos oportunidades, al domicilio de la madre del fiscal.
Miércoles 10 de febrero de 2016
Los dos custodios que tenía asignados el fiscal Alberto Nisman el día de su muerte prestarán, este jueves, declaración indagatoria ante la jueza Fabiana Palmaghini, acusados en principio del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Se trata de los policías federales Armando Niz y Luis Miño, a quienes se les reprocha el haber abandonado sus puestos de custodia en el edificio Le Parc para concurrir, en dos oportunidades, al domicilio de la madre del fiscal.

Además, la jueza preguntará por qué no se procedió al derribo de la puerta de acceso al departamento cuando Nisman no respondía a los llamados, ni presenciales, ni telefónicos.

Palmaghini resolvió unificar en un mismo día, las dos indagatorias, que en principio estaban fijadas con una semana de diferencia entre una y la otra.

Al mismo tiempo, la jueza autorizó a la Gendarmería Nacional para que copie todo el material de los peritajes médico y criminalístico para elaborar las conclusiones de la “junta interdisciplinaria”.

Así, dio por formalmente iniciado el trabajo dispuesto para tratar de esclarecer qué ocurrió en el interior del departamento el que Nisman fue hallado sin vida el 18 de enero de 2015.