Arruabarrena sigue en Boca pero con muy poco respaldo

La falta de conducción en el grupo se nota en la cancha y el rendimiento del “Xeneize” es inaceptable. El presidente, por ahora, lo respalda pero los próximos resultados pueden ser cruciales.
Jueves 11 de febrero de 2016

El entrenador de Boca, Rodolfo Arruabarrena, se reunió hoy durante una hora con el presidente Daniel Angelici y al cabo del encuentro quedó confirmada su continuidad, que había estado en duda tras la dura goleada que sufrió el equipo ante San Lorenzo por la Supercopa Argentina.

Después de la dolorosa derrota sufrida en Córdoba, Arruabarrena sabe que el respaldo con el que cuenta es muy precario y que si la situación no se revierte con prontitud, su permanencia será inviable.

Angelici es, dentro de la comisión directiva, el que con mayor convicción apoya al entrenador, mientras que algunos de sus compañeros de gestión eran partidarios de tomar la drástica medida de cambiar el cuerpo técnico.

En la reunión que se desarrolló en las oficinas del complejo Pedro Pompilio, Arruabarrena se mostró firme y convencido de que deberá tomar algunas decisiones que darán que hablar en cuanto a la constitución del equipo.

Por su parte, el presidente le dio a entender que aunque no se le pondrán plazos, la extensión de la racha de malos resultados tornará la situación insostenible.

Asimismo, se supo que a la finalización del partido con San Lorenzo, en el vestuario, Arruabarrena planteó ante sus colaboradores la posibilidad de renunciar y ellos lo convencieron de que todavía se puede lograr una recuperación.

La tercera pata en el escenario planteado, los jugadores, han mantenido por el momento una posición de apoyo público al director técnico, aunque hay coincidencia en que, llegado el caso, no habrá una defensa férrea para el conductor y se aceptará cualquier decisión que tome la dirigencia.

Antes de su encuentro con Angelici, después del entrenamiento, Arruabarrena se reunió con los jugadores más experimentados del plantel, hizo hincapié en que, además de los problemas estrictamente futbolísticos, se necesita mejorar la actitud y adelantó que podría decidir cambios significativos.

Al respecto, todavía no se sabe si la lista de jugadores a concentrarse con vistas al partido del domingo frente a Atlético Tucumán se dará a conocer mañana o si el entrenador se tomará hasta el sábado, pero dicha nómina podría marcar el rumbo del futuro inmediato.

En lo que va del año, Boca jugó cinco amistosos, ganó sólo el primero ante Emelec, perdió consecutivamente los cuatro siguientes ante Racing, River Plate dos veces y Estudiantes de La Plata, empató con Temperley en el comienzo del campeonato y fue vapuleado ahora por San Lorenzo, además de acumular cinco encuentros en serie sin marcar goles.

Desde su asunción en agosto de 2014, Arruabarrena ganó dos títulos, el campeonato y la Copa Argentina 2015, con una efectividad global del 70 por ciento, pero en los clásicos, el porcentaje baja a 31 y no le ganó nunca ni a San Lorenzo ni a Racing, además de perder dos cruces eliminatorios con River Plate.