San Lorenzo derrotó a Olimpo en Bahía

El Ciclón se impuso por 2 a 0, con goles de Nicolás Blandi. Se perfila como candidato y el líder en la Zona 1.
Martes 16 de febrero de 2016

San Lorenzo de Almagro venció esta noche por 2-0 a Olimpo en Bahía Blanca y pasó a comandar al menos en forma momentánea la Zona 1 del torneo de Primera División 2016.

El autor de las dos conquistas del elenco de Pablo Guede fue el delantero Nicolás Blandi, a los 16 minutos del primer tiempo y a los 2 del segundo período, en ambas ocasiones de cabeza.

Con este triunfo, San Lorenzo acumuló 7 unidades y un invicto de tres partidos, mientras que Olimpo sumó su tercera caída en igual cantidad de partidos.ð Inmerecido premio obtuvo San Lorenzo al irse al descanso en ventaja, porque más allá de que por momentos expuso su chapa en el manejo del balón y los tiempos, el local, sobre todo en el primer cuarto de hora, contó con ocasiones propicias para batir a Sebastián Torrico.

San Lorenzo, con el manejo de Fernando Belluschi y el buen trabajo en la contención de Franco Mussis, se asentó en el campo de juego recién después del cabezazo con el que Blandi, a los 16 minutos, abrió el marcador.

Antes de esa conquista del elenco de Boedo, Joel Amoroso quedó con el grito atragantado en dos oportunidades al no poder conectar sendos envíos de Nicolás Figal y Jacobo Mansilla.

Fueron esas las situaciones más claras del partido hasta que Belluschi ejecutó un tiro libre desde la izquierda y Blandi apareció en soledad dentro del área para corregir el envío y derrotar a Nereo Champagne.

San Lorenzo pudo aumentar a través de Héctor Villalba a los 22, aunque luego también debió apelar al oportunismo de Emanuel Mas para no ver batida su propia valla.

A los 25, el lateral izquierdo sanjuanino evitó en la línea un gol de Mansilla, mientras que cinco minutos después interrumpió un centro de Fernando González cuando Jean Pierre Barrientos se preparaba para rematar.

A los 37 el conjunto bahiense tuvo su última oportunidad para empatar, con un remate de Walter Acuña que Torrico no logró contener y que terminó en los pies de Mansilla, quien con un ángulo reducido remató y el balón pegó en el lateral externo de la red.

Las expectativas del local para el segundo tiempo eran las mejores, porque parecía que solo debía ajustar la puntería en la etapa final para alcanzar el empate.

Sin embargo, San Lorenzo pegó de entrada en el período decisivo y dejó sin respuestas al conjunto local.

A los dos minutos, Ezequiel Cerutti ensayó una apilada personal que terminó con un remate que impactó en el travesaño y le permitió a Blandi, con su olfato goleador en modo máximo y llamativamente sin marcas, empujar a la red de cabeza con un Champagne vencido.

A partir de entonces, San Lorenzo ejerció casi por completo el control del juego y tuvo la posibilidad de aumentar a través del ingresado Martín Cauteruccio, pero el uruguayo falló.

El ingreso de Francisco Troyansky, y en menor medida de Francisco Pizzini, revitalizó el ataque de Olimpo, aunque no le alcanzó al conjunto bahiense para alcanzar el descuento.

Gran responsable de que ellos suceda fue Torrico, quien se lució ante un disparo de Acuña, y un remate y un cabezazo de Troyansky.

A San Lorenzo le bastó con mostrar su jerarquía en el segundo episodio no solo para mantener su invicto en el torneo sino también para sumar puntos importantes en un reducto siempre complicado.