Sacó del mar un delfín bebé para una selfie y murió

El hecho fue imitado por decenas de turistas que se acercaron al cetáceo para tomar una foto. El pequeño delfín murió deshidratado, denunció Vida Silvestre.
Miércoles 17 de febrero de 2016
Un delfín bebé de la especie franciscana que se acercó a un veraneante en Santa Teresita murió deshidratado luego que éste lo retirara del agua para una "selfie" lo que fue imitado por decenas de turistas, denunció la Fundación Vida Silvestre.
"El potencial de recuperación de esta especie es muy bajo", advirtió la ONG en un comunicado.

El cetáceo de la especie franciscana, también llamado delfín del Plata, uno de los más pequeños del mundo, que miden entre 1,30 y 1,70 metro de largo, es un pez propio del gran estuario del Río de la Plata y de las costas del océano Atlántico en Sudamérica.

Si bien los delfines suelen morir por ataques de orcas o tiburones, en este caso fue por la imprudencia del hombre.

La fundación Vida Silvestre denunció que el delfín murió luego de que un grupo de turistas lo sacara del agua para tomarse una foto.

"La ocasión sirve para informar a la población sobre la necesidad urgente de devolver a estos delfines al mar ante el encuentro con uno en la orilla. Es fundamental que las personas ayuden al rescate de estos animales, porque cada franciscana cuenta", indicó Vida Silvestre en el comunicado.

El potencial de recuperación de esta especie es muy bajo: las hembras a los 2 o 3 años tienen una única cría que queda a su cuidado por uno o dos años.

Además, la Franciscana, como otros delfines, no puede permanecer mucho tiempo fuera del agua, tiene una piel muy gruesa y grasosa que le proporciona calor, por lo que la intemperie rápidamente le provoca deshidratación y la muerte.

La foto que muestra al turista que lo retiró del agua y que tiene al delfín en sus manos mientras decenas de personas lo rodean, con insólita alegría, fue subida a las redes sociales por otro veraneante indignado por el accionar que hasta el momento no tuvo ninguna sanción.

La persona que presenció el inusual hecho y retrató el momento decidió subir la foto a las redes sociales como mensaje de conciencia sobre la preservación de esta especie, que tiene una expectativa de vida de 20 años, en su hábitat natural.

La franciscana, o delfín del Plata, es uno de los delfines más pequeños del mundo.

Se lo encuentra en Argentina, Uruguay y Brasil, es una especie vulnerable a la extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).