Macri denunciará penalmente el sabotaje en el Hospital Posadas

El Presidente llevará a la Justicia las irregularidades en ese centro de salud. Una silla de ruedas incrustada en un resonador magnético despertó el alerta. Las reparaciones saldrían 45 mil dólares.
Miércoles 17 de febrero de 2016
La aparición de una silla de ruedas incrustada en la boca del único resonador magnético del Hospital Posadas desató el alerta y ahora el Gobierno dijo que denunciará penalmente el sabotaje en ese centro de salud.

Ese no fue el único episodio extraño que se produjo en el lugar. De hecho, dejaron de funcionar los 25 ascensores al mismo tiempo y se produjo una descarga eléctrica que dañó todas las heladeras del vacunatorio.

El Posadas había sido intervenido el año pasado, por pedido del exintendente de Morón Martín Sabbatella, que semanas después se oficializó como precandidato a vicegobernador bonaerense.

Desde abríl al 10 de diciembre, las nuevas autoridades contabilizaron al menos 1.500 contrataciones de personal. Acorde a distintas denuncias a los medios, el primero de diciembre ingresaron 100 personas a trabajar en "tareas de seguridad" que tenían antecedentes penales y serían "barras" del club Deportivo Morón.

El nuevo director del Hospital Posadas, Jorge Díaz Legaspe, relató que a Sabbatella se lo vio en varias oportunidades dentro del centro de salud nacional "cuando no tenía nada que hacer ahí".