El Papa termina gira mexicana en la herida Ciudad Juárez

Ríos de personas con banderines y camisetas que dicen "yo amo al papa" empezaron a llegar a la explanada junto al río Bravo, donde Francisco dirige una misa transfronteriza.
Miércoles 17 de febrero de 2016
El papa Francisco culmina este miércoles su gira mexicana en una recuperada pero herida Ciudad Juárez, donde abordará el problema migratorio en una masiva y simbólica misa que llegará a fieles en ambos lados de la frontera con Estados Unidos.

Con decenas de pancartas gigantes que le dan la bienvenida y proclaman que “Juárez es amor”, muchos vecinos de esta ciudad fronteriza con El Paso (Texas) se sienten halagados y esperan que la visita de Francisco ayude a dejar atrás los estigmas que aún pesan sobre ella, como el ser sinónimo de asesinatos y feminicidios.

“Nos sentíamos muy olvidados. Se hablaban puras cosas malas de Juárez y yo creo que el papa viene a reconocer la resiliencia de la ciudad, que nos hemos levantado de la adversidad”, dice María Eugenia Boisselier, una ama de casa de 43 años que contempla orgullosa con un grupo de amigas el altar donde Francisco hará su esperada misa al lado del Río Bravo.

Por este río que hace de frontera natural con El Paso, cruzan clandestinamente centenares de migrantes cada año tratando de lograr el sueño americano.

La mayoría son centroamericanos que huyen de la violencia y la pobreza de sus países y se juegan la vida al cruzar México, donde son víctimas de extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte del crimen organizado y, algunas veces, también de policías corruptos.

Después de haber lanzado mensajes duros contra el narcotráfico y la corrupción a lo largo de su gira por México, está previsto que el papa se enfoque este miércoles especialmente en la dramática situación de los migrantes en un mensaje que tendrá eco en ambos lados de la frontera.

Más de 200,000 personas asistirán a la misa del lado de Juárez, que será retransmitida por pantalla gigante en un estadio de El Paso con capacidad para 51,000 asistentes.