Enojo del Papa en México: ¡Que Dios lo perdone!

Un seguidor lo tomó del brazo y... casi pierde la estabilidad. Eso no fue lo peor. Enterate los motivos que desequilibraron al Sumo Pontífice.
Miércoles 17 de febrero de 2016
Y tenía que llegar ese día: el Papa Francisco perdió la paciencia este martes cuando un seguidor le haló por el brazo y casi le hace caerse durante su primera visita a México.

El pontífice repartía obsequios entre una multitud en el Estadio Morelos de Michoacáncuando alguien le haló fuertemente por el brazo e hizo que Francisco tambaleara. Un guardaespaldas pudo sostener al Papa, quien entonces regañó a quien le halara en la multitud.

"Por favor... ¡No seas egoísta! ¡No seas egoísta!", le gritó.

El hecho sucedió cuando Francisco se preparaba para salir del estadio, donde tuvo un encuentro con miles de jóvenes mexicanos.