La economía brasileña cayó más de lo previsto: 4,08%

El PIB oficial será divulgado el próximo 3 de marzo y en caso de confirmarse el resultado del previo será el peor dato desde 1990, cuando la economía retrocedió un 4,35 %.
Jueves 18 de febrero de 2016
La economía brasileña se contrajo un 4,08 % en 2015, un resultado peor de lo previsto por los analistas del mercado financiero, que preveían un retroceso de alrededor del 3,70 %, informó hoy el Banco Central (BC).

El indicador forma parte del Índice de Actividad Económica del emisor brasileño (IBC), considerado una medición previa del comportamiento del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

Para este año los expertos del sector privado prevén una caída del PIB del 3,33 % y, si se concreta, será la primera vez que el país registra dos años seguidos de contracción económica desde 1948, cuando comenzó la serie histórica del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Además de la debilidad del PIB, Brasil se enfrenta a un elevado índice de inflación, un aumento de las tasas de desempleo y unas maltrechas cuentas públicas que han obligado al Gobierno a llevar a cabo un severo plan de ajuste fiscal para enderezar el rumbo de la economía.

El país encara también una aguda crisis política que amenaza a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con la apertura de un juicio con miras a su destitución.

Este conjunto de factores llevaron la víspera a la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's a rebajar por segunda vez en cinco meses la nota para el crédito soberano de Brasil de "BB+" a "BB", considerado como grado especulativo.

Standard & Poor's y Fitch ya habían colocado la nota de Brasil en el llamado "bono basura", lo que llevó al país a perder a finales del pasado año su grado de inversión.

La calificadora alegó la víspera que el perfil del crédito de Brasil se ha debilitado desde el pasado septiembre, mientras que los desafíos políticos y económicos siguen siendo "considerables".