Lorenzetti: "Si la Corte no frenaba reformas que afectaban la independencia de poderes, hoy el escenario sería otro"

En diálogo con CANAL 26, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, habló por primera vez del enfrentamiento que se suscitó entre los jueces del tribunal y el gobierno kirchnerista cuando la administración central impulsó una ley que incluía profundas reformas en el sistema judicial.
Viernes 19 de febrero de 2016
El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, se refirió por primera vez al enfrentamiento que se suscitó entre los jueces del tribunal y el gobierno kirchnerista cuando la administración central impulsó una ley que incluía profundas reformas en el sistema judicial.

El jurista admitió que son habituales las tensiones entre el Poder Ejecutivo de un país y el Poder Judicial. A modo de ejemplo recordó los cruces que ha tenido el presidente Barack Obama con la Corte de los Estados Unidos por la ley de salud. Sin embargo, diferenció: "Lo que no se puede hacer es violar la independencia judicial y nosotros tuvimos serias cuestiones cuando hubo reformas judiciales que querían afectar la independencia de los jueces".

Y agregó: "Ése fue un quiebre muy fuerte en la dirección general del país, si la Corte no hubiera frenado muchas de esas decisiones, hoy el escenario sería otro y creo que esa es hoy una cuestión bastante reconocida".

Las declaraciones, realizadas en una entrevista con Maximiliano Montenegro y Romina Manguel en el programa Plan M, refieren a la denominada "democratización de la Justicia" que impulsó Cristina Kirchner en 2013 con leyes que fueron aprobadas en el Congreso y preveía la elección por voto popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura.

La Corte también tuvo rol trascendente al frenar la aplicación de una ley que el kirchnerismo utilizó sistemáticamente durante 2015 para designar jueces subrogantes afines en causas de notoria trascendencia institucional.

Pese a ello, Lorenzetti recordó que mantuvo diálogo fluido con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, aunque en determinados lapsos se interrumpía por cuestiones coyunturales. "Yo tuve mucho diálogo con la presidente Cristina Kirchner y también tuvimos muchos conflictos, pero eso es algo normal", ejemplificó.



El presidente de la Corte aseguró que también mantiene una relación fluida con la actual administración de Mauricio Macri. Es más, reconoció que en diciembre hubo contactos en el que le comunicaron que no había urgencia para tomarle juramento a los nombres propuestos en "comisión" por el Ejecutivo para completar las vacantes del tribunal.

"En ese momento no era necesario. Estábamos a fin de año, conversamos, y dijimos que se podía aprovechar el receso para hacer todo el trámite y ya está. No hay que provocar un gran conflicto donde no lo hay. Está bien que los candidatos se sometan al proceso, como hicimos nosotros, y que el Parlamento opine; hace al equilibrio institucional", ahondó.

Días después que Cambiemos ganara las elecciones nacionales, la Corte Suprema de Justicia dictó tres sentencias en las cuales reconocían que los recortes realizados por el kirchnerismo en la coparticipación federal eran inconstitucionales. Algunos analistas interpretaron que el máximo tribunal había afectado la gobernabilidad del nuevo gobierno que todavía no había asumido. Lorenzetti rechazó esta idea de plano y aclaró que la sentencia es de aplicación directa sólo para los tres distritos que tienen sentencia definitiva.

"Acá no hay ninguna crisis. Hay tres provincias que tienen fallos a favor y ni siquiera esas tres provincias han puesto en crisis al gobierno. Es una forma que tienen de dialogar y buscar acuerdos. Las otras provincias están en distintas situaciones: hay algunas que iniciaron juicios y hay otras que no lo pueden hacer. Pero de ninguna manera esto ha provocado una crisis económica, ni fiscal, ni afectó nuestra relación con el gobierno de Mauricio Macri, que es excelente, como debe ser", completó.