Le amputaron brazos y piernas: pide que no le corten la luz

Perla Pascarelli está en juicio con el Hospital Durán por mala praxis. Necesita de su silla eléctrica para poder trasladarse. Vive en Lugano y denuncia la falta del suministro. Conozca su historia de vida.
Viernes 19 de febrero de 2016
A Perla Pascarelli le amputaron los dos brazos y las dos piernas por una mala praxis tras dar a luz a su quinto hijo en el Hospital Durán, en 2007

“Tuve una cesárea programada. El nene nació bien. Tengo 5 hijos. Todos por cesáreas. A los 28 días tuve síntomas y no le dieron importancia. Tuve durezas abajo de los ganglios y me medicaron como mastitis. Fui por flujo y me dieron óvulos. Después empecé con dolor de estómago. Me hicieron una ecografía y después una cirugía exploratoria. Salgo en coma farmacológico con un uno por ciento de posibilidades de vida. En la cirugía tuve un infarto y me suministraron adrenalina. Me suministraron demás y las extremidades empiezan a momificarse. Y como al principio no me querían a amputar eso empezó a ramificarse”, contó.

Al salir del coma se encontró con que su vida había cambiado por completo: “Cuando me desperté al mes estaba sin brazos y sin piernas y con una traqueotomía”.

Y siguió con su relato: “No entendía lo que me había pasado. Me perdí, no entendía nada. Supuestamente fui a una cirugía exploratoria”.

Perla le hizo juicio al Durán y lo ganó. La cifra que le correspondería asciende a los 30 millones de pesos. “En primera instancia está ganado. Ahora ellos tienen que apelar y después el juicio pasa a Cámara”

La mujer precisó que esa plata “es para comprar las prótesis robóticas, que se cambian cada 4 años”.

Lo peor es que además de ese calvario, se encuentra con otro...pero que tiene solución. Vive en Villa Lugano es padece los cortes de luz.

“Llevé mi caso a Edesur y no me dieron bolilla. Vivo en Villa Lugano y cortamos varias veces la Ricchieri. La silla eléctrica se carga con el enchufe”, explicó.

Vea la entrevista completa que le hizo Chiche Gelblung en Canal 26.