Lento conteo en referendo: Evo se quedaría sin otro mandato

Según los datos preliminares, se impondría el NO a la reforma constitucional necesaria para habilitar una nueva reelección del presidente.
Lunes 22 de febrero de 2016
El presidente de Bolivia, Evo Morales, habría perdido el domingo un referendo necesario para buscar una nueva reelección, según los sondeos a boca de urna difundidos por medios locales, aunque la diferencia mostrada es tan exigua que el resultado podría revertirse con el demorado conteo oficial.

En medio de un clima tenso generado por recientes hechos de violencia y denuncias de abuso de poder, el 52,3 por ciento de los bolivianos votó por el "No" a la reforma constitucional que habría habilitado la opción de una nueva reelección, frente al 47,7 por ciento que lo hizo por el "Sí", según la consultora Ipsos.

De acuerdo con la encuesta a boca de urna de Equipos Mori, el "No" se impuso con un 51 por ciento al "Sí", que logró el 49 por ciento de los sufragios, un resultado que de confirmarse en el escrutinio obligará a Morales a abandonar el poder al final de su tercer y actual mandato, en el 2020.

El líder indígena, que ocupa la presidencia desde el 2006, pretendía reformar la Constitución para poder postularse para gobernar el país del 2020 al 2025.

Se esperaban datos oficiales para las últimas horas del domingo, pero la demora en la difusión del escrutinio podría prolongarse por horas.

"De momento estamos ante un empate técnico que puede modificarse en favor del sí o del no (...) Es altamente probable que lo que el día de hoy sale en la televisión se modifique de manera drástica en las siguientes horas", dijo en una conferencia de prensa el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera.

Las calles de La Paz, en las que están habituados a festejar los seguidores de Morales, estaban prácticamente vacías en la noche del domingo.

El líder de centroizquierda llevó a cabo un exitoso programa económico en base a la explotación de los recursos energéticos -principalmente el gas- del país, que permitió un fuerte crecimiento de la actividad y una disminución de la pobreza.

Pero la popularidad del mandatario, que ganó los comicios presidenciales del año pasado con el 61 por ciento de los votos, se vio afectada recientemente por una denuncia de tráfico de influencias y por la muerte de seis funcionarios esta semana durante un incendio intencional de la Alcaldía de El Alto, en manos de la oposición.

Se esperaba que más de 6,5 millones de ciudadanos votaran en el país y el exterior, en unos comicios que transcurrieron sin mayores incidentes.