Más de 500 policías no trabajan porque no saben disparar

Al momento de su formación, el Gobierno mendocino no tenía los fondos suficientes para comprar municiones y las prácticas fueron suspendidas.
Martes 23 de febrero de 2016
El Gobierno de Mendoza cuenta con 540 aspirante a policías que han terminado el curso de 10 meses para ingresar como cadetes pero no pueden porque les falta un requisto: no saben disparar.

¿El motivo? Al momento de su formación no había fondos para comprar municiones y las prácticas fueron suspendidas.

“Son jóvenes de entre 18 y 33 años que nunca recibieron la capacitación en balística por problemas de fondos, no había plata para municiones”, contó el nuevo director del Instituto de Seguridad Pública, Alejandro Antón, encargado de la capacitación policial.

Los 540 aspirantes tampoco recibieron la beca de 400 pesos que les habían prometido al momento de la inscripción y no se les pagó el seguro reglamentario. Además, la actual gestión denuncia que al no haber plata para la merienda, las clases fueron acortadas a medio día en vez de jornada completa.

El responsable de la capacitación aseguró que está desarrollando un programa que permitirá que cada policía que ingrese tenga un entrenamiento de 150 0 200 tiros. "Tendrán que rendir una evaluación de aptitud física y conocimiento generales para entrar", explicó.