Latinoamérica y el reto de frenar la desigualdad móvil

"Hay un 57% de la población de la población de América Latina con cobertura de banda ancha pero que no se suscribe a ningún servicio y la pregunta es ¿por qué?", afirmaron en el congreso.
Martes 23 de febrero de 2016

Educar en las nuevas tecnologías y fomentar los contenidos locales son las tareas pendientes del sector de telecomunicaciones de América Latina, con muchos de sus habitantes desconectados de la red, señalaron los organizadores del Congreso Mundial de Móviles en Barcelona.

"Hay un 57% de la población de la población de América Latina con cobertura de banda ancha pero que no se suscribe a ningún servicio y la pregunta es ¿por qué?", subrayó este martes Sebastián Cabello, director para la región de GSMA, la asociación organizadora del Congreso Mundial de Móviles celebrado esta semana en Barcelona.

Según las cifras de esta asociación, que reúne a 80 operadores de todo el mundo, un 90% de la población latinoamericana (571 millones de personas) vive en zonas con cobertura de red 3G o 4G, pero sólo un 33%, 207 millones, están suscritos a este tipo de servicios.

Chile y Costa Rica son los países con mayor penetración, con un 50%, mientras que por la cola destacan Ecuador y Guatemala, con un 95% de cobertura de banda ancha móvil pero sólo un 14% de población que sea usuaria.

"Obviamente, tener acceso a internet no es obligatorio. Pero en el futuro, existirán grandes diferencias entre las personas que utilizan internet y las que no en cuanto a salarios, nivel de vida, etc.", advirtió.

"América Latina ya es una de las regiones más desiguales del mundo. Si no hay preocupación para cerrar esta brecha digital, va a haber una polarización todavía más importante en cuanto a educación, salarios, oportunidades laborales", añadió.

Según este estudio, desarrollado por la filial GSMA Intelligence, las causas de esta brecha son la falta de contenido digital relevante creado en la región, el analfabetismo digital de parte de la población, que no sabe explotar las capacidades de sus dispositivos, y la asequibilidad tanto de los teléfonos inteligentes como de las tarifas.

"Sólo un 30% del contenido digital consumido está creado en la región", señaló Cabello, "hay que atacar la economía local, fomentar la creación de servicios y aplicaciones, que las escuelas tengan acceso a internet y los profesores sepan educar a través de dispositivos digitales".

La región, al menos, pudo dejar atrás uno de sus mayores obstáculos en el pasado, la cobertura. Actualmente, el estándar 3G llega a un 90% de la población y el 4G, para cuyo desarrollo se invirtieron 8.000 millones de dólares desde 2012, a un 49%.

"En América Latina el 4G despegó este año, la tasa de crecimiento fue excepcional, con aumentos del 30% y 40% cada trimestre", señaló el economista de GSMA Intelligence Pau Castells, añadiendo que para 2020 la cobertura 4G debería superar el 80%.

- Años de crecimiento exponencial -
===================================

A pesar de los retos pendientes, el sector de las telecomunicaciones en América Latina experimentó un gran crecimiento en los últimos años: si en 2010 había 27 millones de teléfonos inteligentes en la región, en el tercer trimestre de 2015 la cifra subió a 306 y para 2020 prevén que aumente a 591.

"El móvil es un bien aspiracional. Mucha gente a lo mejor no puede comprar un ordenador, un auto o una casa, pero se compra un smartphone", explicó Cabello, dudando de que esta evolución favorable se vea frenada por los nubarrones que se avecinan sobre la economía de la región.

De hecho, en los próximos cinco años prevén que la industria del móvil cree 300.000 nuevos puestos de trabajo al millón ya existente, invierta 193.000 millones de dólares y aumente su contribución al Producto Interior Bruto de la región del 4,1% al 4,5%.

"El freno económico es un tema que preocupa a la industria pero esta industria invierte pensando en el largo plazo, no nos vamos a llevar todas las antenas y nos iremos", bromeó Cabello.

"En América Latina estamos acostumbrados a vivir de los ciclos. Además, el sector sigue creciendo. En México creció un 5,12% y la economía sólo un 2,5%. El sector de las TIC impulsa a la economía y seguirá haciéndolo", aseguró.