Llega al país nueva droga para tratar el cáncer de mama

Se llama la "palbociclib", que en combinación con Letrozol sirve para el tratamiento de mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama avanzado.
Miércoles 24 de febrero de 2016
Una nueva droga para el tratamiento de pacientes postmenopáusicas con un subtipo de cáncer de mama muy frecuente fue aprobada en la Argentina por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), en lo que es el primer avance significativo en tratamientos de primera línea en más de 10 años.

Según se informó, ANMAT aprobó el uso de la droga palbociclib, en combinación con Letrozol, para el tratamiento de mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama avanzado con receptor de estrógeno (RE) positivo, receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2) negativo, como terapia endócrina inicial para su enfermedad metastásica.

Esta medicación, que desde hace dos semanas está disponible en la Argentina en cápsulas orales de una toma diaria, demostró en el estudio PALOMA-1 prácticamente duplicar la sobrevida libre de progresión, al alcanzar una mediana de 20,2 meses, una mejora estadísticamente significativa en comparación con los 10.2 meses registrados en las pacientes que recibieron monoterapia con letrozoli.

Según datos del Ministerio de Salud, la incidencia de cáncer de mama en Argentina es de más de 19 mil casos nuevos por año, una incidencia similar a la que se presenta en los países occidentales.

Dentro de estos, se estima que en el 30% de los casos en los que se arribó a un diagnóstico temprano la enfermedad progresará a estadios avanzados, es decir aquellos en los que el tumor se expandió o migró a otros tejidos u órganos del cuerpo.

El cáncer de mama es el tipo más frecuente de cáncer y representa la primera causa de muerte por cáncer en mujeres en Argentina y algunos países de Latinoamérica.

"De todos los casos de cáncer de mama que se diagnostican, cerca del 70 por ciento son respondedores a terapia hormonal (RE positivo) y el 85 por ciento son HER 2 negativo. Mientras que del grupo que son RE positivo HER 2 negativo, lamentablemente alrededor de un 30 por ciento evolucionará en algún momento a estadio localmente avanzado o metastásico, por lo que el universo de pacientes que podría beneficiarse con la aprobación de esta nueva droga es muy amplio", indicó Valeria Cáceres, médica oncóloga clínica, Jefa del Departamento de Oncología Clínica del Instituto "Ángel H. Roffo".

Por su parte, el oncólogo Reinaldo Chacón, director académico y jefe del Servicio del Departamento de Oncología del Instituto Médico Alexander Fleming, afirmó que "el palbociclib por su mecanismo de acción incrementa en forma notoria los resultados de la hormonoterapia".

"En el estudio PALOMA-1, se ha obtenido una duplicación en la supervivencia libre de progresión de la enfermedad", sostuvo Chacón.

Para Cáceres, "hasta hoy esas pacientes se trataban mayoritariamente (cerca del 80 por ciento) con diferentes terapias hormonales para demorar todo lo posible el inicio de la quimioterapia, que sólo se indica como primera línea de tratamiento para los casos de evolución rápida y muy sintomática".

"Con la hormonoterapia se puede obtener un tiempo limitado libre de progresión, que ahora con el agregado de palbociclib mejora considerablemente. Por eso, la llegada de esta nueva droga es un gran avance en la lucha contra esta enfermedad", añadió la especialista.

Palbociclib es la primera y única droga aprobada de una nueva clase terapéutica, de blanco específico, capaz de inhibir de modo selectivo las quinasas dependientes de ciclinas (CDKs) 4 y 6 para recuperar el control del ciclo celular y bloquear la proliferación de células tumorales.

La aprobación de palbociclib en Argentina y otros cuatro países, se basó en los resultados del estudio PALOMA-1, un ensayo clínico de fase 2 multicéntrico, que contó con la participación de 50 centros de investigación en el mundo.

La combinación de palbociclib y letrozol fue en general bien tolerada y el perfil de seguridad de la combinación de ambas drogas fue predecible y manejable.

Los eventos adversos más frecuentes de la combinación fueron neutropenia y leucopenia (disminución de los glóbulos blancos en sangre) y fatiga.