Dictamen completo de quien dice que mataron a Nisman

Se trata del primer funcionario judicial que avala la hipótesis de la querella, lo que fue tomado con "satisfacción"por el abogado de las hijas de Nisman, Manuel Romero Victorica.
Jueves 25 de febrero de 2016

El fiscal de la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz planteó que Alberto Nisman fue asesinado, al sostener que "no caben dudas ya de que no fue" el fiscal de la Unidad AMIA "quien disparó el arma que le dio la muerte", y advirtió que el hecho se produjo "en un contexto de zona liberada".


Se trata del primer funcionario judicial que avala la hipótesis de la querella, lo que fue tomado con "satisfacción"por el abogado de las hijas de Nisman, Manuel Romero Victorica.


Sáenz pidió que el caso sea investigado por la Justicia federal y fundamentó que no se encontraron restos de la deflagración del disparo de la pistola en las manos del fiscal, quien fue hallado muerto de un tiro en la cabeza el 18 de enero de 205, en su departamento de las torres Le Parc, barrio porteño de Puerto Madero.

"Por ende, no caben dudas ya de que no fue Alberto Nisman quien disparó el arma que le dio la muerte, lo que necesariamente lleva a concluir que fue víctima de un homicidio", expuso el funcionario del Ministerio Público en el dictamen que presentó a la Sala Seis de la Cámara.


Sáenz añadió, entre otros elementos, la zona de ingreso del disparo, un hematoma en la cabeza, una lesión en la pierna izquierda, y el "buen ánimo" que, según testimonios, mantenía en los días previos al 18 de enero de 2015.


"Lejos de hallarse angustiado o deprimido, se encontraba satisfecho, de buen ánimo, plenamente convencido de la justicia de sus acciones, y abocado a la presentación que iba a efectuar ante los legisladores aquel 19 de enero", sostuvo.


Asimismo, consideró que el presunto asesinato de Nisman se produjo "en un contexto de zona liberada" y argumentó que se pretendió "neutralizar su actuación profesional" en la investigación del atentado terrorista a la AMIA y el supuesto encubrimiento de Irán por parte del Gobierno de de Cristina Fernández.

Sáenz -uno de los promotores de la marcha del silencio en homenaje a Nisman, el 18 de febrero de 2015- también planteó que Diego Lagomarsino, el colaborador del fiscal que aseguró haberle prestado la pistola, debe ser imputado por la muerte y no sólo por la entrega del arma.


"El objeto procesal de esta causa, hasta el momento, lo constituye la hipótesis de que Alberto Nisman ha sido víctima del delito de homicidio", redondeó el fiscal y solicitó que el caso deje la Justicia ordinaria y pase al fuero federal, en coincidencia con el pedido de la querella.


El dictamen de Sáenz se produce de cara a la audiencia que el 18 de marzo realizará la Sala Seis de la Cámara, integrada por los jueces Rodolfo Pociello Argerich, Marcelo Lucini y Mario Filozof, quienes reiteradamente mostraron opiniones discordantes sobre la marcha de la investigación.


Los tres magistrados revisarán una apelación presentada por los abogados Juan Pablo Vigliero, Federico Casal y Manuel Romero Victorica, por las hijas de Nisman, y de Pablo Lanusse, por Sara Garfunkel, la madre del difunto fiscal, para que la causa pase al fuero federal.


Por su parte, Romero Victorica remarcó que "es el primer dictamen donde una autoridad judicial se expresa en términos de hipótesis que hemos planteado desde hace meses y la doctora Arroyo Salgado desde el principio de la investigación".


"Indudablemente es una gran satisfacción para nosotros", indicó e insistió que "es algo que la querella viene planteando desde hace mucho tiempo, prácticamente hasta ahora en soledad, (porque) no había habido ninguna resolución o dictamen judicial que nos acompañara".


Romero Victorica resaltó que hay pruebas de "contexto" y otras "de rigor científico" para fundamentar la teoría del crimen: "Si no se disparó él, le disparó un tercero, entonces estamos hablando de un asesinato", conjeturó.

"La utilización de un arma "amiga" como arma "asesina" es la mejor forma de montar posteriormente una escena alterada de "suicidio" para garantizar la impunidad de los homicidas", analizó Sáenz en su dictamen, según informaron fuentes de la causa

Sáenz volvió a apuntar contra Diego Lagomarsino, el técnico informático que le dio el arma a Nisman de la que salió el disparo con el que murió. Para el fiscal debe estar imputado por la muerte y no solo por la entrega del arma.

El Dictamen Fiscal Saenz by audivisualhoy