Provincia: docentes deciden si comienzan las clases el lunes

Los sindicatos darán a conocer este sábado si aceptan o no la oferta del 34,6 por ciento, que elevaría el ingreso mí­nimo a 9.800 pesos, 200 pesos por debajo de los reclamos gremiales.
Sábado 27 de febrero de 2016
La Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) decidirá este sábado en un Congreso si acepta o rechaza la oferta salarial paritaria del gobierno provincial, luego de un extenso encuentro realizado en La Plata con los funcionarios del gobierno, informó esta noche la organización.

El gremio convocó al Congreso Extraordinario de los educadores a partir de las 8 en la capital provincial para definir la aceptación o no de la propuesta oficial realizada ayer por el gobierno de María Eugenia Vidal, que contempló una recomposición de los haberes del sector del 34,6 por ciento.

El encuentro se realizará en el Salón Roma, en la diagonal 73 y 58 de La Plata, en tanto fuentes gremiales precisaron a Télam que "la decisión de las bases se conocerá alrededor del mediodía".

Por su parte, el Congreso del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba) que lidera Roberto Baradel también se realizará este sábado en la ciudad de Buenos Aires, aunque aún falta determinar el horario y el espacio físico.

La oferta realizada anoche por el gobierno bonaerense a los sindicatos nucleados en el Frente Gremial Docente (FGD) y la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba) de Miguel Díaz contempló un salario inicial de 7.904 pesos para febrero, que alcanzaría los 8.846 pesos en marzo y los 9.801 pesos en julio, incluyendo un 28,5 por ciento (unos 1.000 pesos) de aumento en el básico.

Luego del cierre de la paritaria federal (nacional) anoche en la cartera laboral, que determinó un piso salarial de referencia para todo el país, y el acuerdo alcanzado por los trabajadores porteños, ocho provincias todavía no convinieron una mejora, por lo que en Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Mendoza, Tierra del Fuego, Misiones, Entre Ríos y Chubut no habrá clases el lunes.

Por el contrario, las paritarias jurisdiccionales o provinciales fueron exitosas en la Capital Federal, Catamarca -donde solo un gremio de cinco rechazó el acuerdo y parará el lunes-, Corrientes, Tucumán, Salta, Santiago del Estero, San Luis, La Pampa, Chaco, Jujuy, Formosa, La Rioja y San Juan, por lo que los gremios garantizaron allí el inicio del ciclo lectivo el lunes próximo.
Aún es una incógnita la resolución o no del conflicto en los territorios bonaerense, rionegrino y santacruceño, donde un Congreso provincial docente decidirá este sábado la situación.

En la Capital Federal, la Ademys fue la única organización que rechazó la oferta del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta e irá al paro el lunes próximo porque "se propuso dinero en negro, lo que tendrá impacto en el escalafón y en los jubilados, que no percibirán absolutamente nada hasta agosto" próximo y, en esa línea, se pronunciaron las filiales disidentes del SUTEBA.

El titular de la Ademys, Jorge Adaro, explicó que el acuerdo quebró aún más "la escala", por lo que no dictará clases.
Unos diez distritos bonaerenses opuestos a la conducción de Baradel tampoco iniciarán el ciclo lectivo porque "el acuerdo implicó dejar el salario básico en condiciones de miseria".

Luego de varios días de incertidumbre, anoche el gobierno central y los cinco gremios docentes con representación nacional sellaron un acuerdo salarial del 30 por ciento promedio para todo el paí­s y de un 40 para 55.000 maestros de siete provincias, por lo que el haber mí­nimo será de 7.800 pesos en febrero y de 8.500 en julio.

Los sindicatos bonaerenses responderán este sábado si aceptan o no la oferta del 34,6 por ciento, que elevaría el ingreso mí­nimo a 9.800 pesos, 200 pesos por debajo de los reclamos gremiales.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, afirmó hoy que luego de haberse destrabado el acuerdo con los gremios docentes nacionales, el gobierno se abocará ahora a intentar desactivar los conflictos que aún persisten en algunas provincias.

Bullrich expresó su voluntad de que la inversión de 10.000 millones de pesos adicionales del gobierno nacional permita destrabar "los conflictos aún no resueltos", aunque en diversas provincias todavía no se firmó y, el lunes, no habrá clases.