Investigan a siete empresas que trabajaron en campaña de Dilma

La Justicia sospecha que se cometieron supuestos fraudes en las finanzas del comité de campaña de la actual presidenta de Brasil, Dilma Rousseff en 2014. El publicista Joao Santana, que dirigó la campaña, ya fue detenido.
Sábado 27 de febrero de 2016
El Tribunal Superior Electoral de Brasil ordenó investigar a siete empresas que prestaron servicios a la campaña que, en 2014, llevó a la reelección de la presidenta Dilma Rousseff, informó este viernes la propia corte.

La decisión fue tomada por el magistrado Gilmar Mendes, encargado de tramitar una denuncia formulada por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) respecto a supuestos fraudes en las finanzas del comité de campaña de Rousseff, que en caso de ser comprobados pudieran llevar a su destitución.

Las siete empresas que serán investigadas son de los sectores gráficos y de informática y las sospechas apuntan a que recibieron dinero no declarado a las autoridades electorales por su trabajo en la campaña de Rousseff.

La denuncia del PSDB sostiene que durante la campaña electoral de 2014 la fórmula integrada por Rousseff y su vicepresidente, Michel Temer, incurrió en "abusos con cadenas nacionales", "manipulación de datos socioeconómicos", "uso indebido de predios públicos" y propaganda electoral en "períodos de veda".

También presentó indicios que pueden sugerir que parte del dinero desviado de las corruptelas en la estatal Petrobras fue usado para financiar la campaña de la mandataria, todo lo cual resumió en una acusación de "abuso acumulado con perpetración de fraude".

La decisión del magistrado Mendes fue anunciada tres días después de la detención de Joao Santana, publicista que dirigió las campañas de Rousseff en el 2014 y en el 2010, cuando fue elegida por primera vez.

Santana también estuvo al frente de la campaña que, en 2006, llevó a la reelección el antecesor y padrino político de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva.

El publicista también ha tenido una reconocida actuación en otros países, como en Venezuela, donde en 2012 dirigió la última campaña electoral del fallecido Hugo Chávez, o en Angola, donde asesoró al actual presidente, José Eduardo dos Santos.

Al momento de su detención, Santana actuaba en la campaña para la reelección del presidente dominicano, Danilo Medina, a quien también había asesorado en el 2012.