Pérez Corradi: la unidad fiscal anti drogas se suma a búsqueda

La Procuraduría de Narcocriminalidad se sumó a la búsqueda del prófugo. La Justicia lo investiga en el marco de múltiples causas, entre ellas por el triple crimen de General Rodríguez, donde es considerado el autor intelectual del hecho.
Lunes 29 de febrero de 2016
La Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) se sumó a la búsqueda del prófugo Ibar Pérez Corradi, quien es requerido por la Justicia en el marco de múltiples causas, entre ellas por el triple crimen de General Rodríguez, donde es considerado el autor intelectual del hecho.

La búsqueda de Pérez Corradi avanza desde varios frentes: a través de la jueza María Servini de Cubría en la causa por el triple crimen de General Rodríguez; por el fiscal Franco Picardi en la llamada "mafia de los medicamentos" en la que el prófugo está procesado; y en la Justicia federal de San Isidro, que tiene pendiente realizar juicio por extradición solicitado por Estados Unidos por narcotráfico.

La PROCUNAR a cargo de Diego Iglesias se suma para coordinar y colaborar con el trabajo que ya vienen haciendo sus pares Picardi y Juan Zoni: este último interviene con Servini de Cubría en la causa por el triple crimen de General Rodríguez.

Pérez Corradi está prófugo desde 2012 al obtener la excarcelación por parte de la Cámara Federal porteña y desde entonces es buscado, aunque en los operativos se profundizaron en las últimas semanas, luego de la recaptura de los prófugos Víctor Schilacci y los hermanos Lanatta.

De hecho, en los últimos días se hicieron operativos en Paraguay ante la sospecha que estuviese oculto en ese país, pero hasta el momento dio negativo la búsqueda, a pesar de que surgieron fuertes versiones de que había sido capturado.

La causa por el triple crimen de General Rodríguez estaba a cargo el fiscal Juan Bidone de Mercedes, pero luego pasó a manos de Servini de Cubría, pues la hipótesis investigativa es que el hecho está directamente ligado a una organización de narcotráfico.

Además, Servini de Cubría tiene a su cargo la causa por el desvío de efedrina al narcotráfico entre 2005 y 2008, que ingresó a la Argentina a través de distintos laboratorios y terminó en manos del narcotráfico.