River venció a Independiente con golazo de Alario

1-0. A poco del final, El Millo consiguió marcar la diferencia en una gran jugada que terminó definiendo el goleador del equipo de Gallardo.
Lunes 29 de febrero de 2016

River Plate le ganó esta noche a Independiente 1-0 en un clásico en el que sólo servía la victoria, en el Monumental, por la quinta fecha del torneo de Primera División.
El gol lo hizo Lucas Alario a los 39 minutos del segundo tiempo.


River volvió a sumar de a tres, lo que no conseguía desde la fecha inicial de la competencia. Había estado cerca del triunfo el fin de semana último, frente a Rosario Central, pero sobre la hora le había caído el 3-3 como un baldazo de agua fría.

Y algo parecido le había ocurrido a Independiente, que le ganaba el clásico al Racing Club 1-0 en el Estadio Libertadores de América hasta que sus hinchas interrumpieron el cotejo con un festejo anticipado y, tras la reanudación, en el epílogo, La Academia realizó un golazo.


River empezó dubitativo en el Monumental; Leonardo Pisculichi no estaba en las mejores condiciones físicas y el visitante intentó pegar primero.


Independiente estuvo a punto de abrir el marcador a los 17 minutos de juego, cuando Marcelo Barovero había quedado en el suelo después de rechazar un córner ejecutado por Diego Rodríguez, pero el tiro de Claudio Aquino fue demasiado alto.


River empezó a mejorar con el ingreso de Camilo Mayada y a los 20 respondió con un disparo osado de Alario que forzó la intervención del arquero Diego Rodríguez sobre la base del poste izquierdo.


Independiente tuvo otra chance a los 27, mediante otra pelota parada y un remate esquinado de Emiliano Rigoni que frustró Barovero, abajo y a la derecha.


El entrenador Marcelo Gallardo arriesgó al quitar un volante central para poner un enlace y luego probó con dos delanteros netos en el segundo tiempo, en el que el cuadro de Núñez trató de afirmarse como protagonista excluyente.


Sobre el andarivel izquierdo del ataque riverplatense aportaban desequilibrio tanto Gonzalo Martínez como Leonel Vangioni, pero faltaba claridad y River se diluía en centros e intentos de media distancia.


En tanto, al Rojo le sentaba bien el rol especulativo y, aunque no podía capitalizarlas, generaba las mejores situaciones de contraataque.


En una de las más propicias, a los 20, el uruguayo Diego Vera dejó a Leandro Fernández de cara al gol, pero definió nada más que cerca del caño derecho. Y a los 30, Marcelo Barovero se lució al desviar por línea de fondo un zurdazo cruzado de Cristian Cebolla Rodríguez.


En la adversidad, no obstante, apareció la jerarquía del anfitrión: Vangioni envió un centro más al corazón del área, Alario provocó de cabeza un rebote frontal del Ruso Rodríguez y se llenó la boca con el gol que esperaban todos los hinchas de River para seguir soñando con el título.


El Millonario acumuló así siete puntos en lo que va del certamen, mientras que Independiente totaliza cinco, por lo que ambos tendrán que levantar su rendimiento si pretenden alcanzar la cima de la Zona 1, donde hoy se ubica Rosario Central con 13 unidades.


En la próxima fecha, River Plate recibirá a Boca Juniors, nada menos, e Independiente, a Colón de Santa Fe.