Macri criticó la herencia K por su "despilfarro y corrupción"

El mandatario anunció medidas a nivel impositivo, judicial, electoral y económico. Llamó a "salir adelante" sobre la base de "la capacidad, el talento, la creatividad y la fuerza" de la población.
Martes 1 de marzo de 2016
El presidente Mauricio Macri trazó hoy un muy duro diagnóstico del país luego de doce años de gobiernos kirchneristas y advirtió que recibió un "Estado con poca o nula capacidad para atender sus obligaciones", con "clientelismo, de despilfarro y corrupción", en un contexto “próspero para los narcotraficantes", al brindar su primer discurso ante la Asamblea Legislativa.

El mandatario inauguró las sesiones ordinarias y anunció medidas a nivel impositivo, judicial, electoral y económico, a la vez que hizo un llamado a "salir adelante" sobre la base de "la capacidad, el talento, la creatividad y la fuerza" de la población.

"Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no estamos bien, aunque nos duela, aunque cueste, pero es la forma de poner el punto de partida en búsqueda de ese horizonte que todos soñamos", enfatizó Macri.

En un discurso de una hora, el Presidente se ocupó durante la primera mitad de cuestionar con dureza la gestión de su antecesora, Cristina Kirchner.

Por un lado, sostuvo que se encontró con un "Estado con poca o nula capacidad para atender sus obligaciones" y subrayó que el sector público está "mal ordenado, con instrumentos de navegación rotos, no hay estadísticas, cuesta encontrar un papel". "El modelo de inclusión social y crecimiento del que tanto habló el gobierno anterior nos llevó a la pobreza y la exclusión", resaltó Macri.

El mandatario señaló que halló un Estado "plagado de clientelismo, de despilfarro y corrupción, que se puso al servicio de la militancia política y destruyó el valor de la carrera pública".

En ese contexto, denunció que "Argentina es un país próspero para los narcotraficantes" y que "exporta" drogas.

También advirtió que "la inflación devora el salario" y aseguró haber recibido un déficit de 7 puntos del producto, uno de "los más altos de la historia".

Macri sostuvo que hubiera podido seguir "todo el día" enumerando aspectos negativos generados por la anterior administración, pero adelantó que en lugar de eso publicará "área por área" esos datos.

"Me comprometo a publicar todos los datos, aérea por área, para que todos los argentinos sepan en qué estado estaba el Estado en diciembre de 2015", destacó el mandatario, tras lo cual recibió uno de los aplausos más fuertes de la jornada por parte de los legisladores de Cambiemos.

En el recinto de la Cámara de Diputados, el jefe de Estado consideró: "Es hora de dejar de compararnos con nuestras peores épocas, levantemos la vara".

Macri planteó la agenda legislativa que impulsará el Gobierno para este año, entre la que se contó la derogación de las leyes requeridas para avanzar en un acuerdo con los llamados "holdouts".

Dijo que confía en "construir los consensos necesarios" para derogar la llamada "ley cerrojo" y "pago soberano".

"Esto dependerá del Congreso. Confío en que juntos vamos construir los consensos necesario", resaltó Macri. En ese pasaje del discurso, el jefe de Estado se confundió al leer.

"No resolver este conflicto le costó caro a los argentinos. Esto ya lo leí", afirmó el mandatario, cuando algunos legisladores le señalaron que estaba repitiendo. Al respecto, Macri bromeó: "Me alegro que hagamos cosas en equipo".

Por otra parte, una de las principales propuestas que realizó fue una iniciativa para devolver el IVA a los consumidores de los productos de la canasta básica alimentaria, anuncio que motivó un fuerte aplauso de pie de los legisladores de Cambiemos.

También confirmó que impulsará normas para reformar la Justicia con el objetivo de "fortalecer su independencia" y pidió que el Senado apruebe los nombramientos que realizó en la Corte Suprema para "normalizar lo ante posible el funcionamiento" del máximo tribunal.

Afirmó, además, que impulsará una actualización automática de las asignaciones familiares y de la extensión de la Asignación Universal por Hijo (AUH), así como una extensión de ese beneficio para convertirlo en un ingreso universal a la niñez - una iniciativa de la diputada Elisa Carrió-.

Tras señalar que su gestión va dejando atrás paulatinamente problemas generados por la gestión anterior, Macri defendió medidas adoptadas durante su mandato como la suba del mínimo no imponible de Ganancias y el incremento de tarifas de los servicios públicos.

Sostuvo que mejorará el sueldo de bolsillo del 75 por ciento de los trabajadores que pagan Ganancias y pidió que "lo antes posible" el Congreso trate las modificaciones a las escalas de ese tributo.

En ese tramo del discurso ponderó a los sindicalistas y señaló que tiene "objetivos comunes" con los jefes de los gremios con los que se reunió.

A la vez, reconoció que la suba de tarifas "afectó a muchos", pero defendió la medida al indicar que lo guiaron los "principios de equidad y sostenibilidad".

"Dimos los primeros pasos para el sinceramiento del sector energético. Entendemos que esto afectó a mucho pero nos guiaron los principios de la equidad y la sosteniblidad", enfatizó Macri.