Supermartes: voto decisivo de miles de estadounidenses

Tanto Hillary Clinton como Donald Trump arribaron a este día firmes en sus condiciones de punteros en las preferencias de voto de sus respectivos partidos.
Martes 1 de marzo de 2016
estadunidenses se volcaron desde las primeras horas de este martes a las casillas en los 12 estados que celebrarán elecciones primarias y asambleas vecinales, en el inicio de la jornada del Supermartes.

En este que es el llamado Supermartes se elegirán delegados para las convenciones demócrata y republicana. Este día es llamado así porque por la cantidad de delegados a las convenciones nacionales de los partidos en juego, más de una candidatura puede catapultarse para asegurar la nominación presidencial.

La larga, amplia y diversa jornada en estados del sur, centro y el este del país en la que algunos de los siete candidatos en ambos partidos buscarán consolidar posiciones o mantener vivas sus campanas, entró así en una etapa de definiciones en la carrera hacia la Casa Blanca.

Tanto Hillary Clinton como Donald Trump arribaron a este día firmes en sus condiciones de punteros en las preferencias de voto de sus respectivos partidos, aunque una nueva encuesta colocó en desventaja al millonario o quien resulte el nominado republicano, frente a la o el abanderado demócrata.

De acuerdo con un nuevo sondeo CNN/ORC dado a conocer este martes, Clinton o Bernie Sanders derrotarían fácilmente a Trump en la elección general en noviembre próximo, si este es el abanderado republicano.

Clinton vencería cómodamente a Trump con una votación de 52 por ciento frente a 44 por ciento para el magnate inmobiliario, un resultado que confirma las tendencias de voto existentes desde enero pasado.

Pero si la exjefa de la diplomacia estadunidense compitiera contra los cubano americanos Marco Rubio o Ted Cruz, Clinton enfrentaría una competencia más cerrada. Rubio, perdería por tres puntos porcentuales y empataría contra Cruz.

Las primeras casillas abrieron poco después de las 06:00 horas tiempo del este en Virginia, al que se sumaron después Alaska, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas y Vermont.

Casi mil 700 delegados estarán en juego durante la jornada de este martes, que se extenderá a estados con mayor diversidad racial de la que se vio durante las primeras dos elecciones en Iowa y Nueva Hampshire.

Para Clinton, la jornada podría resultar en una mayor adición de delegados a su columna a partir de su favorable posicionamiento entre los votantes hispanos y afroamericanos, estos últimos responsables de su triunfo el sábado en Carolina del Sur.

El voto afroamericano tendrá igualmente un peso significativo en Virginia, Georgia y Arkansas.


Clinton encabeza igualmente la intención de voto en la mayoría de los estados con los más altos números de delegados en juego, como en Texas, donde 60 por ciento de los hispanos apoyan su candidatura, de acuerdo a un reciente sondeo.

Sanders se mantiene con una ligera ventaja en Massachusetts, donde la mayoría de la población es blanca y se proyecta ganador en Vermont, el estado que representa y donde emitió su voto muy temprano este día.

En el Partido Demócrata un total de mil 039 delegados estarán en juego este día y apenas 661 entre los republicanos, donde la contienda parece haberse reducido a tres candidatos: Trump, Rubio y Cruz.

Los dos primeros deberán tener una favorable jornada para mantenerse como candidatos viables frente a Trump, en tanto que para el gobernador de Ohio, John Kasich, y el neurocirujano Ben Carson, la jornada podría definir su estancia en la contienda.