Evo quiere que su ex presente al hijo de ambos en sociedad

Sería dado a conocer ante la prensa internacional. Se trata del nene que tuvo con la abogada Gabriela Zapata, en 2007, y al que el presidente de Bolivia creía muerto.
Miércoles 2 de marzo de 2016
El hijo que el presidente de Bolivia Evo Morales tuvo en 2007 con la abogada Gabriela Zapata y al que aquél creía muerto será presentado ante la prensa internacional, afirmó una familiar de la mujer luego de que el mandatario pidiera este martes que la Justicia emplazara a la madre para mostrarlo en público.

"Ella lo va a presentar pero en la prensa internacional; en ese momento el niño va a hablar porque no es un pequeño que no se ubica, tiene más edad", dijo Pilar Guzmán, la tía de Zapata que el sábado pasado reveló que el chico estaba vivo.

Guzmán agregó que "el niño ha hablado" y "sabe todo lo que está sucediendo" acerca de la polémica generada en torno de su situación.

La familiar de Zapata hizo esas declaraciones a las puertas de la cárcel de La Paz donde se encuentra detenida su sobrina desde el domingo, tras ser acusada por una jueza de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento de particulares con afectación al Estado y uso indebido de influencias en grado de complicidad.

Otra joven familiar, que no fue identificada, dijo en el mismo lugar que Zapata no tiene por qué ser presionada por ninguna autoridad para presentar al menor en algún plazo, ya que "ella "decidirá el momento pertinente, mediante prensa internacional".

De este modo respondió a la demanda que presentó Morales ante una jueza para que su ex pareja presente en cinco días al niño que tuvieron en 2007 y que ella y su familia sostienen que está vivo.

Por otra parte, el fiscal Edwin Blanco informó que se imputó a Cristina Choque, ex jefa de la Unidad de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, por los delitos de incumplimiento de deberes, tráfico de influencias y uso indebido de bienes del Estado" por sus vínculos con Zapata mientras ésta fue gerenta comercial de la empresa china CAMC.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, exigió a las autoridades y medios de comunicación que "cesen en la utilización de una temática que sólo incumbe e interesa a la madre y al padre del niño".

En tanto, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, puso en duda que el niño esté vivo, pese a que el propio Morales admitió este lunes esa posibilidad, pidió a los familiares de Zapata que se lo presentaran, ofreció hacerse cargo de él y reiteró que la propia madre le dijo en 2007 que el pequeño había enfermado y fallecido poco después de nacer.

"En los últimos días ha salido la versión de que el hijo del presidente Evo Morales estaría vivo, y si esta versión -a la que no le damos valor ni credibilidad- fuera cierta eso implica una gran vulneración del Código del Niño, Niña y Adolescente", sostuvo Ferreira.

Pese a los pedidos del gobierno, la familia de Zapata no había presentado al niño hasta este martes y, en cambio, solicitó en un comunicado que se respetara su "privacidad, dignidad e imagen", así como las normas nacionales e internacionales "con respecto al interés superior del menor".

En la nota, además, subrayó su apoyo "incondicional" a la mujer, "pese a que las relaciones con Gabriela son lejanas".
En cambio, los abogados de Zapata presentaron ante una jueza un certificado de nacimiento, como supuesta prueba de que el niño está vivo.

La relación entre Morales y Zapata tomó estado público hace unas semanas, en medio de la campaña del referendo del 21 de febrero, en el que la mayoría de los bolivianos rechazó la posibilidad de reformar la Constitución para permitir la tercera reelección consecutiva del mandatario.

Ante denuncias según las cuales el gobierno asignó en los últimos años a CAMC al menos siete obras públicas a un costo total de 566 millones de dólares, Morales admitió que había tenido una relación con Zapata pero aseguró que no la veía desde 2007, poco después de que ella le dijera que el hijo de ambos había muerto.

Asimismo, la Fiscalía investiga denuncias que afirman que Zapata, con el apoyo de su amiga Choque -también detenida-, usó oficinas y vehículos oficiales de la Unidad de Apoyo a la Gestión Social del Ministerio de la Presidencia, la antigua área consagrada a la primera dama, una dignidad que nadie ejerció durante el gobierno de Morales pues éste es soltero.

Aparte, los contratos entre el Estado y CAMC -uno de los cuales fue rescindido por incumplimiento- están siendo indagados por la Procuraduría y por una comisión multipartidaria del parlamento.