Quemaron vivas a 7 personas acusadas de brujería en Malawi

Los habían denunciado por comercializar partes de cuerpos humanos para realizar rituales.
Miércoles 2 de marzo de 2016
Los hechos ocurrieron el martes, cuando miembros de la comunidad de Nsanje, en el sur del país, persiguieron a estas personas tras haber descubierto que tenían en su poder huesos humanos y luego les prendieron fuego.

"Ahora, la situación está en calma y la Policía ha trasladado los cadáveres al Hospital de Nsanje", contó hoy el agente Kirdy Kaunda al diario local Daily Times, según reproduce EFE.

El incidente se produce apenas un mes después de que otros cuatro hombres de edad avanzada fueran quemados vivos tras ser acusados de brujería en Neno, otro distrito en el sur del país.

Por otra parte, en los últimos meses, los ataques contra albinos, a los que se les atribuyen poderes mágicos, han aumentado en Malaui y Tanzania de forma alarmante, para emplear partes de su cuerpo en rituales de brujería.

Solo durante el 2015 se registraron 45 ataques en Malaui, entre ellos asesinatos, intentos de asesinato y secuestros, además de la profanación de tumbas de albinos.

En febrero, Amnistía Internacional pidió al Gobierno de Malaui que proteja a los albinos, que investigue estos crímenes y lleve ante la Justicia a sus autores, sin recurrir a la pena de muerte.

La República de Malaui limita con Zambia, Tanzania y Mozambique, y es una de los países más densamente poblados de África, con casi 14 millones de habitantes.