Barco fantasma: la autopsia del capitán hallado momificado

"La autopsia realizada por el laboratorio forense regional ha determinado la causa de la muerte de Manfred Fritz Bajorat”, dijeron autoridades filipinas. Su foto conmovió al mundo y se viralizó.
Miércoles 2 de marzo de 2016
El misterio de la muerte de un alemán cuyo cuerpo momificado fue hallado en un yate "fantasma", a la deriva en el sur de Filipinas fue resuelto por la autopsia que concluyó que sufrió una crisis cardíaca, anunció la policía el miércoles.

La policía, que identificó a la víctima como Manfred Fritz Bajorat, debe aún determinar de dónde venía el difunto y adónde se dirigía.

"La autopsia realizada por el laboratorio forense regional ha determinado que la causa de la muerte fue un infarto de miocardio agudo", dijo a la AFP el portavoz de la policía nacional.

Se estima que en el momento del hallazgo de su cuerpo, el 25 de febrero, llevaba muerto más de siete días.

"Posiblemente la brisa marina momificó el cuerpo", dijo el jefe adjunto de la policía de Barobo, Mark Navales.

El interior y el exterior del barco se encontraban en malas condiciones.

Según un amigo de la víctima entrevistado por el diario Bild, Manfred Fritz Bajorat emprendió hace unos veinte años una vuelta al mundo a vela con su esposa.

Su mujer murió en 2010 en Martinica, según el rotativo alemán.

El aventurero Bajorat fue descubierto por dos pescadores, tras distinguir cerca de la costa un velero a la deriva. Se trataba del Sayo, un "sun magic de 44 pies", con el palo y las velas rotas, que apenas se mantenía a flote.

La acción de los vientos salados del Océano preservaron el cuerpo de Bajorat hallado sentado en la mesa de navegación junto al equipo de radio, y sin signos de violencia.

Manfred Fritz Bajorat, navegante alemán momificado, en su barco, hallado en Filipinas. /AFP
En el barco se halló además un mensaje de Bajorat a su mujer así como también viejas fotos familiares y de amigos.

Claudia, la esposa del capital del barco hallado en Filipinas, muerta en 2010 de cáncer en Martinica.
Su mujer Claudia murió de cáncer en 2010. En la nota que apareció en el velero Bajorat escribió:

"Treinta años estuvimos en el mismo camino. Luego el poder de los demonios fue más fuerte que el deseo de vivir. Te fuiste. Que tu alma encuentre paz. Tu Manfred”.

Nuevas fotos también revelan una mirada sobre su antigua vida y muestran a Bajorat, sentado a una mesa comiendo con amigos.

Una foto de un album cuenta la historia de una familia joven y viajera, con viajes a París y Luxemburgo, entre otros lugares.