Denuncian aumento "exponencial" de la venta de drogas

Según el informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones de la UCA, Argentina es un país es de "tránsito, fabricación y consumo" de estupefacientes.
Jueves 3 de marzo de 2016
La Universidad Católica Argentina (UCA) advirtió sobre un aumento "exponencial" de la venta de drogas en los barrios y consideró que el país es de tránsito, fabricación y consumo de estupefacientes.

Para esto verificó la proporción de hogares que percibe de manera directa que en su barrio se venden drogas ilegales, sobre todo en aquéllos con situaciones de vulnerabilidad social.

Consideró que la Argentina es un país de "consumo, fabricación y tránsito", al presentar el segundo informe del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones.

El rector de la UCA, monseñor Víctor Manuel Fernández, destacó que el estudio es para acompañar las "inquietudes" del papa Francisco sobre este problema y el "crecimiento del fenómeno" en el país, destacó la agencia Aica.

Señaló que Francisco volvió a advertir en su reciente viaje a México, mientras que también le recomendó al presidente Mauricio Macri en su reciente audiencia que luche contra el narcotráfico.

"El objetivo es colaborar con cualquier gobierno para saldar esta deuda social y no sólo indicarla", manifestó al presentar el informe en el microcine de la UCA en Puerto Madero. Por su parte el obispo Fernández escribió en el informe que "el Papa Francisco no deja de expresar su preocupación por el narcotráfico".

"A pesar de los cortocircuitos que ocasionó su referencia a la mexicanización , ha vuelto a plantear la gravedad de la cuestión en su reciente visita a México. Pero no podemos olvidar que, a partir de la información que recibe, se ha referido a su crecimiento en nuestro propio país", dijo.

Agregó que "él mismo, respondiendo a una consulta que le hice, alentó que la Universidad colaborara en el posicionamiento público de datos confiables acerca del avance del narcotráfico en Argentina".

En tanto, el investigador jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina, Agustín Salvia, detalló que la evolución del registro de venta de drogas en los barrios pasó del 30% en 2010 al 45% de los hogares en 2014, y que al discriminar los períodos el porcentual asciende al 34% en 2010-2011 y al 44% en 2013-2014.

Asimismo, precisó que los hogares en las regiones urbanas de mayor concentración de población (Area Metropolitana de Buenos Aires y Pampeana) y también en las que conforman el norte del país (NEA y NOA) son "los que presentan niveles más altos de registro de venta de drogas ilegales en su barrio".

Salvia afirmó que en los hogares familiares extendidos, en donde hay jóvenes entre 14 y 25 años y cuyos jefes están desempleados o desocupados elevan "manifiestamente" los números de adicciones severas en todas las regiones urbanas.

Explicó que llega a duplicarse en el conurbano bonaerense, e indicó que la venta y tráfico de drogas es mayor en los barrios donde no se exhibe presencia policial.

Asimismo, alertó que el consumo de estupefacientes y el tráfico de drogas se ha convertido en los últimos años en "un flagelo, una pandemia" en el sectores más pobres del conurbano bonaerense y ha tenido una fuerte penetración en el NEA y el NOA.