¿Adiós a las canas? Descubren gen para retrasar su aparición

El hallazgo podría ayudar a retrasar la aparición de los cabellos blancos. Conoce todos los detalles en la nota.
Jueves 3 de marzo de 2016
Para algunos famosos argentinos las canas se volvieron una "moda" que no disgusta a las mujeres y en muchos casos genera el efecto inverso: transmiten personalidad y son percibidas como sexies. Lo cierto es que a excepción de la clásica "carmela", los hombres no tienen una forma de retrasar su aparición, pero esto podría cambiar en los próximos años.

Sucede que un informe publicado por la revista Nature Communications localizó el componente que está vinculado con la aparición del cabello blanco. Se trata del IRF4, un gen que tiene un papel trascendental a la hora de determinar el color del pelo.

El estudio, en el que participaron expertos de la Universidad de Oviedo (España), el University College London (UCL), la Universidad peruana Cayetano Heredia y la Universidad de Antioquia (Colombia), analizó una muestra de más de 6.000 personas. Los voluntarios procedentes de Brasil, Colombia, Chile, México y Perú tenían diferente composición genética ancestral y el objetivo era identificar genes asociados con el encanecimiento, el color, la densidad y forma (liso o rizado) del cabello.

"Ya se conocen varios genes implicados en la calvicie y el color del cabello, pero esta es la primera vez que se identifica un gen asociado a la aparición de canas en humanos", aseguró el autor principal del estudio, Kaustubh Adhikari. Dichos hallazgos podrían "ayudar a desarrollar tecnologías de ADN en medicina forense", cuyo propósito es reconstruir perfiles visuales basados en la composición genética de un individuo.

El encanecimiento está causado por la ausencia de melanina en el cabello, por lo que los investigadores quieren encontrar el papel del IRF4 en este proceso, lo que podría ayudar a desarrollar nuevas aplicaciones cosméticas que cambien la apariencia del cabello a medida que crece en el folículo retardando o bloqueando el proceso por el que se ponen blancos.

Encontrar, por primera vez, una asociación genética al encanecimiento "podría proporcionar un buen modelo para comprender aspectos de la biología del envejecimiento en humanos", indicó Andrés Ruiz-Linares, integrante del Departamento de Ciencias Biológicas de UCL.

Los investigadores descubrieron además que otro gen, el PRSS53, influencia la forma del cabello y la textura del pelo, mientras el FOXL2 está relacionado con el grosor de las cejas y el PAX3 con la prevalencia de conexión entre las cejas.

"Se ha especulado ampliamente sobre que las características del pelo podrían estar influenciadas por algún tipo de selección, natural o sexual, y nosotros hemos encontrado evidencia estadística en el genoma que apoya esta hipótesis", indicó Adhikari.

Y aclaró: "Es poco probable que los genes identificados funcionen por separado para causar encanecimiento o pelo liso, o cejas gruesas; deben jugar un papel conjunto con muchos otros factores aún por identificar".