Mira qué le pasa a un hombre cuando ve a una mujer linda

Observar rostros atractivos puede ser favorable para el organismo humano y mejorar la memoria.
Jueves 3 de marzo de 2016
¿Las mujeres atractivas distraen la atención o, al revés, fortalecen la concentración? Un nuevo estudio liderado por Michael Baker, de la Universidad estadounidense de East Carolina y publicado en la revista científica 'Evolutionary Psychology' revela resultados sorprendentes: mirar caras atractivos puede ser favorable para el organismo humano y mejorar la memoria.

Los científicos realizaron dos experimentos: en el primero 58 estudiantes –tanto hombres como mujeres– de una universidad tuvieron que mirar a la cara de estudiantes del sexo opuesto durante siete segundos. Después, los participantes escucharon una historia con profusión de detalles sobre un día cualquiera en la vida de dos personas y, posteriormente, se les hacían seis preguntas sobre elementos específicos de la historia. Los participantes que miraron las caras más atractivas podían recordar más detalles que los que observaron los rostros con rasgos más comunes.

En el segundo experimento participaron 123 estudiantes, que fueron divididos en tres subgrupos. Esta vez una parte de los estudiantes miró rostros atractivos, posteriormente se les contó la historia y, por último, después de que se les mostraran caras corrientes, se les preguntó por los detalles. Al contrario, el segundo grupo miró primero las caras corrientes antes de las atractivas. Y el tercer grupo observó las caras con rasgos más comunes en ambos casos. De esta forma se llegó a la conclusión de que quienes empezaron con los rostros más bellos recordaron más detalles que el resto de los participantes.

Asimismo, la gente atractiva supuso un estímulo de motivación y elevó el rendimiento y la concentración. Es decir, a quienes observaron los rostros más bellos se le activó la intención de impresionar a la persona atractiva del sexo apuesto. "La intuición puede hacernos pensar que la exposición a personas muy atractivas podría ser un factor de distracción y alterar el rendimiento cognitivo", explica Baker en su entrevista a 'Pacific Standard', pero "las expectativas de tener una relación pueden conducir a la gente a desarrollar rasgos mentales deseables".

Desde una perspectiva evolutiva, "la memoria es un proceso cognitivo fundamental que está vinculado a habilidades de supervivencia importantes", señalaron los científicos. En consecuencia, la activación de esa capacidad es "una señal de las características beneficiosas desde el punto de vista reproductivo" de la existencia de una potencial pareja.