Por celos, mató de 140 puñaladas a su hermana modelo

Allegados sostienen que le copiaba los looks y quería parecerse a ella. Había estado internada en un psiquiátrico y ya se encuentra detenida.
Viernes 4 de marzo de 2016
Un ataque de celos. Esa es la hipótesis más firme que maneja la policía de San Petersburgo, en Rusia, sobre el brutal asesinato de la modelo Stefania Dubrovina, de 17 años, que murió luego de recibir 140 puñaladas. Además la encontraron sin los ojos y con las orejas mutiladas: la principal sospechosa hasta el momento es su hermana mayor Elizaveta (19 años), quien ya está detenida.

Stefania trabajaba como modelo de desnudos y según una amiga de la víctima, antes de su muerte la joven se iba a reunir con un hombre. "El organizaba sesiones de fotos para Stefania. Ella lo había visitado también la semana anterior", dijo. La policía sostiene que durante ese encuentro también estuvo su hermana, lo que habría derivado en una gran fiesta. Alrededor de la medianoche, presumen los investigadores, el sujeto salió del departamente y en ese momento Elizaveta habría atacado a Stefania.

Según informa el rotativo británico "Mirror", Elizaveta mató a su hermana y mutiló su cuerpo al estar harta de ser su sombra. Los amigos cuentan que era una chica atractiva y que impactaba mucho en persona. Al parecer, la hermana mayor estaba obsesionada y le copiaba el look. También detallan que por esto Elizaveta había recibido tratamiento en un centro psiquiátrico.