Intendente puntano: "pruebas sólidas" lo vinculan con el crimen de su esposa

Así lo afirmó el fiscal luego de analizar escuchas telefónicas y mensajes de texto entre la pareja. Diego Lorenzetti quedó detenido luego de que se entregara a la Justicia un jockey que habría confesado ante la jueza su participación en el homicidio "por encargo".
Sábado 5 de marzo de 2016
El fiscal que investiga el crimen de la esposa del intendente de la localidad puntana de La Calera dice que hay "pruebas sólidas" que lo vinculan al asesinato de la mujer.

Se trata de escuchas telefónicas y del entrecruzamiento de llamadas que fueron ordenadas por la jueza Virginia Palacios y que para el fiscal Esteban Roche "son la prueba fundamental" que justifica la decisión de la magistrada de imputar al intendente de La Calera, Diego Lorenzetti, por el asesinato por
encargo de su esposa, Romina Aguilar.

Según publicó la prensa local, el fiscal Roche, si bien no reveló cuál habría sido la motivación de Lorenzetti, aseguró que comparte con la jueza la idea de que tuvo "un móvil específico".

Además, el fiscal explicó que esa conclusión se desprende "de la transcripción de mensajes de texto entre los integrantes de la pareja" que fueron enviados la mañana del sábado 30 de enero último, cuando Romina Aguilar de 32 años fue ejecutada de dos balazos en la puerta de su casa.

Lorenzetti quedó detenido el pasado miércoles, luego que el día anterior se entregara a la Justicia un jockey que habría confesado ante la jueza Palacios su participación en el homicidio.

El jockey Ediverto de Olivera Pereyra, alias "El Brasilero", era empleado de Lorenzetti, y el mismo intendente había manifestado en los medios que se veía sorprendido por esa detención ya que solía trabajar para él con sus caballos.

Lorenzetti fue indagado, pero por consejo de su abogado, Rafael Berruezzo, se abstuvo de declarar y pidió prórroga para la indagatoria.

Trascendió que Olivera Pereyra habría declarado que él fue quien manejaba la moto en la que se trasladaba la persona que ejecutó a la mujer.

Una de las primeras hipótesis de los investigadores, vinculó el crimen de la joven como una suerte de ajuste de cuentas por presuntas deudas de juego y apuestas de su esposo.

El intendente y su abogado siguen insistiendo en que el asesinato tiene un fondo de carácter "político".