Manteros volvieron a Flores tras incidentes

Ayer, en operativo para desalojar las veredas de la calle Avellaneda los vendedores precarios se enfrentaron con la Policía Federal. Por precaución, los comerciantes bajaron sus persianas.
Sábado 5 de marzo de 2016
Grupos de personas que venden ropa y baratijas en la calle volvieron a instalar esta mañana sus precarios puestos en veredas del barrio de Flores tras el operativo policial que los desalojó el viernes.

Poco después de las 7:30, varios hombres llegaron con enormes bolsas de consorcio cargadas de ropa a los alrededores de la avenida Avellaneda, mucho antes de que abran sus puertas los locales comerciales de la zona.

Asimismo, otros cuentapropistas comenzaron a abrir los candados de las cadenas con las que dejan atados a maceteros públicos los pallets de madera donde montan sus puestos.

La policía federal había desalojado ayer la zona en un operativo que contó con gran cantidad de personas y móviles, tras lo cual los denominados "manteros" cortaron el tránsito y volcaron contenedores de basura sobre la avenida para protestar por su desplazamiento de la vía pública.