Grúas en Capital Federal: se llevan un auto cada dos minutos

Con licitación vencida desde hace 15 años y una recaudación de 24 millones de pesos mensuales destinados a dos empresas privadas, no ofrece beneficio alguno para los ciudadanos porteños. El acarreo cuesta 490 pesos.
Sábado 5 de marzo de 2016
Un auto cada dos minutos es removido de la vía pública por grúas de acarreo de dos empresas privadas que operan en la Ciudad de Buenos Aires con licencia vencida obteniendo una ganancia millonaria, denunció una ONG especializada en la temática.

Aunque la argumentación de las autoridades del gobierno porteño es que así se desalienta la utilización de automóviles en el centro, la realidad es que se trata de un "oscuro negociado", con licitación vencida desde hace 15 años y una recaudación de 24 millones de pesos mensuales destinados a dos empresas privadas, sin beneficio alguno para los ciudadanos porteños.

Juan Chavarri, titular de la ONG "No Al Parquímetro", sostuvo en diálogo con el Diario Popular, que "este negocio corrupto de las grúas es absolutamente increíble, y ahora observamos que ni siquiera se habla del asunto, cuando estamos denunciando que cada empresa concesionaria levanta cada una 10.000 autos de manera
mensual".

La polémica por este sistema se remonta al año 2001, cuando se venció la licitación a las compañías Dakota SA y BRD SAICFI, que manejan el acarreo y la cobranza cuando los conductores van a retirar sus vehículos a las playas, actualmente con un monto de 490 pesos (luego se debe enfrentar la multa por el supuesto mal estacionamiento).

Desde aquel momento, ambas firmas reciben prórrogas irregulares del Poder Ejecutivo porteño.

La propia Defensoría del Pueblo porteña emitió sobre el asunto un dictamen muy duro, pero ignorado por el gobierno porteño, alertando que se realiza transgrediendo las normas y violando el derecho de propiedad de los ciudadanos.

Además señaló que el dinero recaudado no ingresa a las arcas del fisco de la Ciudad de Buenos Aires. "Por cada persona que está obligada a pagar para que le devuelvan el auto, esta gente recibe 490 pesos, y ni un sólo peso termina en lasarcas del gobierno porteño que ahora dirige Horacio Rodríguez Larreta".

"Aún cuando la cuestión se visibilizó y sabemos cuáles son las empresas que recaudan ilegalmente millones de pesos, no se modificó nada. Para peor, cada vez se llevan más vehículos, actualmente unos 20.000 por mes. Total, nadie los controla", dijo Chavarri.

Cuando el actual presidente Mauricio Macri asumió como jefe de gobierno porteño, en 2008, el monto a pagar para recuperar el auto acarreado era de 54 pesos, por lo que la suba es de casi del 1.000 por ciento.

"El Pro hizo campaña hablando de las irregularidades del Estado, de los negociados y la corrupción. ¿Hay algo más oscuro que esto de las grúas?", se preguntó el integrante de la organización vecinal.

En el mencionado dictamen de la Defensoría del Pueblo se explica en detalle que la normativa vigente en torno a la remoción de los vehículos es transgredida por las empresas a cargo del acarreo.

"El gobierno porteño no recibe un peso de la recaudación por los acarreos, y encima destina agentes de tránsito que acompañan a los empleados de las grúas. Se trata de 800 agentes, cuyos sueldos pagamos los porteños, como un regalo para las firmas concesionarias. Es como si yo me pusiera un kiosco, y como no lo puedo atender, le pido a Larreta que me regale un empleado. Bueno, en este caso les regalamos 800 personas", explicó Chavarri.
.