Huracán venció a Estudiantes de la mano de su goleador

Se impuso 1 a 0 con gol de Wanchope Ábila. El Globo necesitaba un triunfo para respirar en el torneo local tras su gran victoria por Libertadores.
Sábado 5 de marzo de 2016

Huracán venció a Estudiantes de La Plata por 1-0 en Parque de los Patricios y de ese modo logró quedar fuera de la zona del descenso en el torneo de transición de Primera División.

Ramón Abila a los 2 minutos del segundo tiempo, en posición dudosa, anotó el gol que le permitió a Huracán conseguir el primer triunfo en el campeonato.

El resultado no se ajustó a lo sucedido en el campo de juego, ya que ambos equipos, que estuvieron lejos de protagonizar un buen partido, se repartieron el dominio de las acciones y casi no generaron situaciones de gol.

Estudiantes fue mejor en el arranque con el trabajo de Gastón Fernández y Augusto Solari, y en ese lapso la única situación de gol que generó fue un zurdazo de la Gata que se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Marcos Díaz.

Observando la tibieza de Estudiantes, Huracán se adelantó en el campo y en base a esfuerzo logró adueñarse de las acciones, aunque como antes le sucediera al conjunto platense no generó peligro.

La historia del encuentro cambió a los 2 minutos del segundo tiempo. Cristian Espinoza sacó un remate desde afuera del área, Mariano Andújar (volvió a ser titular en el arco Pincharrata en juegos oficiales después de cuatro años) rechazó hacia el medio por donde apareció Wanchope Abila para enviar al balón al fondo de la red.

Si bien Huracán no se retrasó en demasía, le dejó la iniciativa a Estudiantes, que estuvo lejos de tener la claridad necesaria para quebrar a la defensa local.

Esa falta de claridad e ideas provocó que Estudiantes dispusiera de chances concretas para conseguir la igualdad. A los 32, Solari se fue por derecha, tiró el centro y Nahuel Luna, totalmente libre de marca, no consiguió conectar el balón.

El triunfo quizá fue demasiado premio para Huracán, cuya mayor virtud fue tener a un delantero, Abila, rápido para definir, y un sistema defensivo que bastó para complicar a un Estudiantes sin muchas ideas.