Gobierno impulsa crédito más barato para compra de autos

El anuncio surge a partir de la preocupación por la caída del mercado de autos y buscando reactivar las ventas a través de líneas de financiación a tasas bajas.
Martes 8 de marzo de 2016
Tras las numerosas reuniones que el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y sus colaboradores con empresarios del sector desde hace unas semanas, nació la iniciativa.

"Estamos manteniendo encuentros permanentemente para analizar niveles de actividad y proyecciones de ventas. El interés del Gobierno es saber si con crédito accesible se podría revertir la tendencia negativa. Obvio que a nosotros nos interesa y estamos aportando toda la información que nos solicitan" explicó un directivo.

Lucio Castro, el secretario de Transformación Productiva, encabeza esos brainstormings con representantes de cada terminal que, por otro lado, tiene al Banco Nación como otro jugador importante.

La idea es poder contar en un par de meses con algún plan concreto para presentárselo a las empresas y salir a buscar consumidores. El tiempo tiene que ver con el mejor clima en lo económico que se vivirá si finalmente la Argentina sale del default.

En principio, lo que se va a utilizar son los fondos que no fueron utilizados por el kirchnerismo del Programa de Inversión Productiva, pensado originalmente para camiones y buses pero que se extendería a los autos. Después se sumará dinero fresco en la medida que las condiciones mejoren. Estas líneas de financiación tienen una tasa prevista del 22% anual para un plazo de 36 meses. En una reunión que mantuvieron funcionarios de esa institución con representantes de ADEFA, la entidad que nuclea a los fabricantes de autos, se les pidió que propusieran qué aporte podrían realizar para bajar ese costo de financiación y se está esperando esa respuesta para avanzar con el plan.

"Tratamos de que las empresas acuerden subsidiar en conjunto algunos puntos de financiación para llegar a una tasa más baja. Partiendo de un 22%, con 5 o 6 puntos porcentuales que pueden reducir las empresas, estaríamos en una tasa de alrededor del 16%, muy buena para lo que se está pagando en el mercado", explicó una fuente oficial. Una vez en funcionamiento, cada automotriz podría decidir subsidiar aún más la tasa, en el marco de la competencia, y que sea más barato el crédito.

Hoy se está pagando en el mercado por líneas de crédito a tres años alrededor del 40% anual. De esta manera, se reduciría a menos de la mitad el nivel del costo crediticio.

Las ventas financiadas sostuvieron el nivel de actividad de los últimos años. Sin embargo, en los últimos meses tuvieron un fuerte retroceso. En diciembre, cerca del 25% de las operaciones se hacía a través del crédito mientras que en febrero cayeron por debajo del 15%.