Falso pastor le pedía celulares y hasta AUH a sus fieles

La mujer que lo denunció advirtió que a su hermana, que había sido captada por el impostor, le sacaba la asignación universal que recibía por sus tres hijos menores.
Miércoles 9 de marzo de 2016
La Justicia neuquina le inició una causa penal a un falso pastor, que estuvo detenido por unas horas, al que varias personas acusan de estafar a sus seguidores en el templo que funciona en su casa del barrio Valentina Norte Rural.

Según lo denunciado por varios damnificados, en su templo, el falso pastor además de pedir el diezmo, les sacaba a sus seguidores electrodomésticos, celulares y hasta la asignación universal por hijo (AUH).

En el allanamiento se encontró una caja destinada al diezmo con cinco mil pesos, electrónica y materiales de construcción.

La mujer que lo denunció advirtió que a su hermana, que había sido captada por el pastor, le sacaba la asignación universal que recibía por sus tres hijos menores.

A la denuncia inicial de la mujer se sumaron en las últimas horas cuatro testigos más a la causa que lo culpan por estafa.

La pesquisa la llevó adelante la fiscalía de Actuación Genérica a cargo de Diego Azcarate, con el apoyo del Departamento de Delitos Económicos.

En medio del operativo, pública hoy LM Neuquén, el hombre sólo atinó a desmentir haber ejercido como religioso.

Minutos después, la Policía encontró una credencial "trucha" que lo acreditaba como pastor.

Para concretar este doloroso fraude a la fe, el pastor elegía muy bien a sus víctimas. Seleccionaba a personas vulnerables, dispuestas a creer en su palabra.

Primero las entrevistaba para asegurarse de que tuvieran dinero y constatar que fueran personas propensas a entregar todo al Señor.

Luego, una vez que pasaban esa "prueba", procedía a aislar a los feligreses de sus familias y a sacarles, en nombre de Dios, desde electrodomésticos hasta el dinero de la asignación universal por hijo.

"Al pastor lo ungieron hace dos años, no anda en cosas raras, ni en drogas ni estafa, si no, no vendría", afirmaba una joven devota que lo defendía mientras se efectuaba el operativo.

La fiel creyente, que a la hora del allanamiento se encontraba en la vereda de la casa-templo, relató que conoció al pastor hace un año a través de una amiga que tienen en común, y lo definió como un "hombre de familia".

Por su parte, tanto el falso pastor como su esposa no lograron justificar un ingreso mensual, ya que sólo argumentaron "hacer changas" de vez en cuando.

Al finalizar el operativo, fueron trasladados a la Comisaría 12ª para ser identificados y luego recuperaron la libertad, aunque se los notificó del inicio de una causa penal en su contra.