Sexting: seis casos con un final trágico

No pudieron soportar las burlas, el acoso y el chantaje por la filtración de imágenes y videos hot y decidieron quitarse la vida.
Miércoles 9 de marzo de 2016
Tenían entre 12 y 24 años y usaban las redes sociales para enviar fotos hot. Víctimas del sexting y el revenge porn, no pudieron soportar las burlas, el acoso y el chantaje por la filtración de esas imágenes y decidieron ponerle fin a sus vidas.


Mattheu Burdette, 14 años, estadounidense.
Sus compañeros de colegio lo filmaron masturbándose en el baño de la escuela y el video se virañizó. Se suicidó por la vergüenza y sus padres terminaron demandando al colegio.

Amanda Todd, 12 años, canadiense
Hizo topless frente a una webcam para un extraño y el hombre comenzó a acosarla y a pedirle que se siguiera desnudando. Como ella se negó, las fotos fueron a parar al mail de sus compañeros de colgio. Se ahorcó. Pero antes, subió un video a Youtube contando su calvario.

Tyler Clementi, 19 años, estadounidense
Estudiante brillante y gran violinista. Su compañero de cuarto en la universidad, en Nueva Jersey, lo filmó teniendo un encuentro sexual con otro hombre, sin su consentimiento y luego compartió las imágenes por Twitter. Se arrojó desde un puente al río Hudson.

Jessica Logan, 18 años, estadounidense
Tras pelearse con su novio, él le envío a 30 compañeros del colegio al que asistían fotos de ella desnuda. Todos comenzaron a llamarla prostituta y hasta hicieron una gigantografía con su foto que pegaron en las paredes de la escuela. Se suicidó.

Audrie Pott, 15 años, estadounidense
Fue atacada sexualmente por tres amigos durante una fiesta en la que terminó inconsciente. Los estudiantes hicieron fotografías y videos de la violación y distribuyeron el material a través de redes sociales y mensajes de texto.

Emma Jones, 24 años, Emiratos Arabes Unidos
Te Luego de terminar con su novio, él publicó en su Facebook fotos de ella desnuda. Según la madre de la joven, se suicidó después de que sus compañeros de trabajo la comenzaran a llamar prostituta.