Una denuncia puede destruir candidatura de Donald Trump

Esta mujer pone contra las cuerdas al favorito de los republicanos.
Miércoles 9 de marzo de 2016
Un juez de los Estados Unidos decidirá a finales de este mes si debe proceder con una demanda presentada por Alexia Palmer a Trump Model Management LLC, la agencia de modelos del precandidato republicano Donald Trump.

La jamaiquina acusa a Trump Model Management LLC de mentir al gobierno federal en su aplicación de visa de trabajo, en la que que dijo que iba a recibir un salario de USD 75.000 al año durante su estadía en los EEUU, de acuerdo con documentos de la corte.

En cambio, Palmer recibió un total de USD 3.880 durante los tres años que estuvo bajo contrato con la agencia. La demanda alega "tergiversación fraudulenta" y violaciones de las leyes laborales y de inmigración de los Estados Unidos. Pide USD 225.000 en salarios atrasados.

Los abogados de Trump han tildado el caso de "frívolo" y "sin mérito". En documentos de la corte, dijeron que Palmer no era una empleada y que fue más que compensada por un "muy breve tiempo como una modelo", que dicen que asciende a menos de 10 días de trabajo en la agencia en tres años.

La portavoz de la campaña de Trump, Esperanza Hicks, dijo en un comunicado que el tratamiento de Trump Model Management a Palmer estaba en línea con la "práctica estándar en la industria del modelaje.

En tanto, el abogado de Palmer, Naresh Gehi, dice que su cliente fue engañada sobre las cifras de su sueldo y seducida por una vida de glamour que nunca se materializó. "La solicitud de visa de la empresa que presentó ante el Gobierno requiere que a las personas se les pague la cantidad completa," dijo Gehi. "Es un requisito"

Palmer, quien tenía 17 años cuando llegó a Nueva York en 2011, se negó a hablar con la prensa.

Lawrence Rosen, el abogado de Trump Model Management, señaló que los USD 75.000 al año eran simplemente una cifra estipulada no una garantía.

La demanda puede convertirse en una denuncia colectiva que represente a otros modelos que aseguran que fueron engañados y mal pagadas en su llegada a los Estados Unidos con el patrocinio de la agencia de modelos de Trump.