Holdouts: Pollack anunció acuerdos por u$s 190 millones

El nuevo anuncio del mediador se suma a lo ya cerrado con los fondos más grandes. "Estoy muy contento de informar que la Argentina sigue logrando arreglos con más holdouts", dijo.
Miércoles 9 de marzo de 2016
El gobierno argentino concretó nuevos acuerdos con tenedores de deuda en default por un monto estimado en alrededor 190 millones de dólares, anunció el mediador designado por el juez Thomas Griesa, Daniel Pollack.

En un comunicado de prensa, Pollack precisó que los nuevos entendimientos fueron alcanzados con el BN Paribas, por 52,4 millones de dólares; OMG (Boston), por 119 millones; Carlo Regazzoni, por 1,7 millones; Elazar Romano, por 11,3 millones de dólares; Grazia Valenti, por 172.000 de dólares; y la Societa Ymus SRL, 375.000 dólares y Tomaso Zappoli Thyrion, por 5,2 millones de dólares.

"Estoy muy contento de informar que la República de Argentina continúa para llegar a acuerdos en principio con los tenedores de bonos, tanto grandes como pequeñas, la tenencia de bonos argentinos en default", dijo Pollack.

El abogado encargado de las negociaciones para terminar de dirimir el litigio que Argentina mantiene con fondos buitre y otros tenedores, sostuvo que estos acuerdos "son alentadores" para seguir adelante con la tarea.

Recordó además que la efectiva concreción están sujetos a dos condiciones: el levantamiento del bloqueo de la Ley de Pago Soberano de parte del Congreso y el fin de la medida cautelar de parte del juez Griesa.

Estos entendimientos se suman a otros acuerdos alcanzados con anterioridad por el gobierno argentino, entre ellos con los principales fondos buitre -NML, Aurelius- por un monto superior a 4.700 millones de dólares.

Tal y como anunciara hace unos días con el anterior trato alcanzado con los otros holdouts, este acuerdo queda pendiente de su aprobación por parte del Congreso de Argentina, donde además debe levantarse antes la Ley Cerrojo y la Ley de Pago Soberano.

La semana pasada el juez norteamericano encargado del litigio, Thomas Griesa, eliminó, bajo condiciones, las sanciones contra el país tras considerar que las medidas impuestas hasta ese momento eran "inequitativas y contrarias al interés público".

Argentina declaró el 23 de diciembre de 2001 la suspensión de pagos de su deuda soberana. Luego llevó a cabo dos etapas de reestructuración de la deuda en "default", en 2005 y 2010, con poco más de un 92 por ciento de adhesión, en las que se acordó una quita promedio del 65 por ciento.