Milagro: su auto se partió en dos pero salió ilesa

Jueves 10 de marzo de 2016
Una pareja brasileña estrelló su BMW 335 contra un puente. El hombre murió bajo los hierros retorcidos, pero la mujer quedó sentada en su sitio, en estado de shock pero sin un rasguño

El auto quedó irreconocible. No tenía techo, puertas ni frente. Pero la mujer estaba allí, en el asiento del acompañante, como si nada hubiera ocurrido.

Sin moverse de su lugar, revisaba su bolso y hablaba con los transeúntes que se habían acercado para ver lo que pasaba. Después se puso a hablar por teléfono.