Citan al juez Oyarbide por detener un allanamiento

Deberá formular su descargo en una causa en la que está acusado de haber frenado un procedimiento por influencia política.
Jueves 10 de marzo de 2016
La comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura aprobó hoy una citación al juez federal Norberto Oyarbide para que formule su descargo en una causa en la que está acusado de haber frenado un allanamiento por influencia política.

La decisión fue adoptada por unanimidad, con la ausencia del diputado del Frente para la Victoria Héctor Recalde, contra el mediático magistrado, que en diciembre último anunció su voluntad de jubilarse luego de la feria judicial de enero, algo que hasta ahora no se concretó.
La Comisión, según se prevé, fijará esta tarde la fecha de la declaración.

Oyarbide, junto a Carlos Liuzzi, ex número dos de la Secretaría Legal y Técnica en el kirchnerismo, estuvo imputado por la suspensión de un allanamiento a una financiera por presunto lavado de dinero dispuesta por el magistrado tras recibir el llamado del funcionario de la Casa Rosada.

Pero el juez federal Luis Rodríguez sobreseyó a ambos y el fiscal federal Ramiro González no apeló ese fallo.

El hecho ocurrió el 19 de diciembre de 2013, cuando Oyarbide ordenó 22 allanamientos en una causa por presunto lavado de dinero, uno de ellos en la financiera "Propyme" de Guillermo Greppi.

Según Greppi, los oficiales de la División de Investigaciones Federales de Organizaciones Criminales (DIFOC) que estaban haciendo el allanamiento le pidieron en nombre de Oyarbide tres millones de pesos, primero, y después dos millones y medio para suspender el operativo.

Greppi llamó a Liuzzi para contarle lo sucedido y el funcionario se comunicó con Oyarbide, quien suspendió todos los allanamientos.

La investigación corroboró que el día del allanamiento Greppi llamó a las 14:14:17 a Liuzzi -en una comunicación de 27 segundos- y que el funcionario a las 14:57:44 se comunicó al celular del sargento de Gendarmería Héctor Ricardo Estrada, custodio de Oyarbide, y durante 2:31 minutos habló con el juez, que luego suspendió todos los procedimientos.

En diciembre último Oyarbide anunció a sus allegados que renunciaría a su cargo después de la feria judicial de enero, porque se acogía a los beneficios de la jubilación y, en un breve contacto con periodistas de tribunales, bromeó: "Ahora me voy a ir con (Marcelo) Tinelli a trabajar" Oyarbide, que el próximo 1º de enero cumplirá 65 años, es uno de los jueces más polémicos que ocupan los despachos del edificio de Comodoro Py 2002: devoto de la Virgen del Milagro y amigo de la farándula, se lo puede ver en los recitales del cuartetero Carlos "Mona" Jiménez y en las fiestas de cumpleaños de la ex modelo Daniela Cardone, con baile del caño y paseos en yate incluidos.