Milagro: lo balearon en la cabeza pero sobrevivió

Tres delincuentes le dispararon durante un asalto. “Tengo la bala en el ojo”, reveló la víctima.
Lunes 14 de marzo de 2016
Un contador que fue baleado en la cabeza durante un asalto frente a su casa, en el barrio porteño de Boedo, afirmó hoy que se salvó de "milagro" aunque pensó que se "moría" porque "fue muy fuerte el estruendo y el disparo fue a menos de dos metros".

"Realmente estamos en presencia de un milagro", reconoció la víctima, José Luis Cristoforo, de 61 años, quien se quejó por la inseguridad en la zona.

El hecho se registró el sábado, pasadas las 17.30, en la calle José Mármol al 900, cuando el hombre llegó en su camioneta Kia Sorrento junto a su mujer, de 45 años, tras hacer compras en un supermercado ubicado en la esquina de Independencia y Boedo.

Cuando su pareja bajó para abrir la puerta del edificio donde viven, bajaron tres ladrones de un Volkswagen Gol que los amenazaron con armas de fuego.

Cristoforo intentó defender a su mujer y recibió un disparo que entró por la parte superior del ojo izquierdo.

En tanto, los asaltantes escaparon con su camioneta, que luego apareció abandonada en la zona del Bajo Flores.

"Pensé que me moría, porque fue muy fuerte el estruendo y el disparo fue a menos de dos metros", contó Cristoforo esta mañana y precisó que la bala le quedó "alojada por encima del ojo" izquierdo, "entre el cráneo y la piel".

El contador, que es paciente cardíaco ya que tiene tres stents, contó que "no hay lesión del ojo" ni "tampoco a nivel de cráneo y masa encefálica".

"Fue una desgracia con suerte", resumió sobre el hecho, ocurrido en jurisdicción de la comisaría décima.