Kate del Castillo relató su encuentro con "Chapo" Guzmán

Denuncia una "caza de brujas" del gobierno mexicano y desmiente a Sean Penn.
Lunes 14 de marzo de 2016
La actriz mexicana Kate del Castillo concedió a la revista The New Yorker una entrevista en la que el tema principal es su encuentro con Joaquín El Chapo Guzmán, y su vida después de que se difundiera su encuentro con el líder del cartel del Pacífico.

La actriz rompióel silencio sobre su polémico encuentro con el narcotraficante y en la entrevista denuncia una "caza de brujas" del gobierno mexicano y desmiente a Sean Penn.

The New Yorker tituló a la entrevista, “The Go-between. The Mexican actress who dazzled El Chapo”. (El mensajero. La actriz Mexicana que deslumbró a El Chapo”). El periodista Robert Draper fue el encargado de realizarla el mes pasado en la casa de la actriz en Los Ángeles.
Del Castillo afirmó que se identifica con “El Chapo” pues como él, tuvo que salir de su país al no conseguir ninguna alternativa. “Me encanta México y he sido actriz desde que tenía nueve años. Ha sido una gran angustia para mí dejar mi país y tener que buscar otra cosa porque mi país no me da esas oportunidades”.

La actriz señaló que la investigación del gobierno mexicano en su contra es una “cacería de brujas” y sobre la película sobre la vida del criminal, dijo que tiene la intención de llevarla a cabo hasta el final.

“La noche del 9 de enero de 2012, la actriz mexicana Kate del Castillo se sirvió una copa de vino, se sentó en su ordenador, y abrió Twitter. Acababa de regresar a casa, a Los Ángeles, después de un crucero por el Caribe con su hermana y sus padres.

En esta primera entrevista, la mexicana habló sobre la película de “El Chapo”, sobre el actor Sean Penn, y sobre la investigación de la PGR en su contra.

Kate contó que dos años después de que publicó en Twitter una carta dirigida al capo, recibió un correo electrónico de Andrés Granados Flores, abogado de El Chapo, quien primero se presentó como un productor de cine que quería presentarle un proyecto.

En ese momento ella le dijo que estaba muy ocupada, a lo que él contestó “soy el licenciado del señor Joaquín Guzmán Loera”.

“DE INMEDIATO DIJE QUE SÍ”

En septiembre de 2014, Kate viajó a la Ciudad de México para encontrarse con los abogados de “El Chapo”, Granados Flores y Óscar Manuel Gómez Núñez, quienes le dijeron que Guzmán Loera quería que ella hiciera una película sobre su vida y, aunque el capo ya había recibido anteriormente ofertas de productores de Hollywood, “él confiaba en ella y quería darle los derechos de la historia de su vida”.

Del Castillo comenta que, según los abogados, el narcotraficante se refirió a ella como una mujer valiente, además de confesar ser un gran admirador de la actriz.

“Porque es muy valiente. Porque es franca. Debido a que siempre dice la verdad, incluso cuando se trata del gobierno. Debido a que usted viene de una gran familia y debido a que es un fan suyo desde ´La Reina del Sur´ “, le dijeron los licenciados.

La actriz también reveló una carta escrita a mano que recibió de parte de los abogados de El Chapo, donde éste le ofrece los derechos de la supuesta película.

“Con respecto a los derechos quiero ser claro, que tú eres la única que decidirá todo lo que se hará, lo que tú quieras y lo que no quieras“, dice la carta, en donde también le agradece el tuit en el que le pidió que traficara con el bien y con amor.

SEAN PENN

"Es una caza de brujas", asegura la actriz sobre la investigación abierta por las autoridades mexicanas por un posible delito de lavado de dinero para determinar si recibió recursos de Guzmán para su negocio tequilero.


En la entrevista, que saldrá publicada en la versión impresa de la revista el 21 de marzo pero que ya se puede leer en su edición digital, Del Castillo desmiente la versión de Penn.

Por un lado, afirmó que no le reveló su intención de escribir para Rolling Stone en su primer encuentro a finales de septiembre y que solo lo hizo cuando ya estaban con Guzmán el 2 de octubre.

"Es una total y absoluta mentira", afirmó Del Castillo a The New Yorker. "Las cosas no estaban ocurriendo como yo esperaba, pero en ese momento pensé que quizá la película podría basarse en ese artículo", añadió.

Por otro, niega que en su trayecto por carretera hasta donde se reunieron con el narcotraficante, cerca de Cosalá (Sinaloa), fueran parados por un retén militar, tal como escribió Penn en la revista.

Del Castillo explicó que fue a finales del verano de 2014 cuando un abogado del narcotraficante contactó con ella por primera vez para decirle que Guzmán quería hacer una película sobre su vida.

"Inmediatamente respondí que sí", rememoró la actriz sobre el momento en que el abogado, a quien identifica como Andrés Granados Flores, le propuso encontrarse en México para hablar del proyecto.

En esa reunión, en un restaurante de la capital mexicana el 29 de septiembre, Del Castillo preguntó por qué Guzmán se había fijado en ella, y la respuesta fue que para "el Chapo" ella es "muy valiente y siempre dice la verdad".

La actriz asegura que casi no habló con nadie del proyecto, salvo con el productor argentino Fernando Sulichin, que a su vez le puso en contacto con José Ibáñez, productor del documental "South of the Border", de Oliver Stone.

Del Castillo contó a The New Yorker que recibió una primera carta de "el Chapo" en diciembre de 2014, y que un mes más tarde el capo mexicano firmó ante notario los documentos para cederle los derechos de la película.

El narcotraficante se fugó en julio y según la revista, Del Castillo se enteró por un mensaje del abogado de "el Chapo" en el que decía estar celebrándolo, a lo que respondió que ella "todavía más".

Fue después cuando Penn apareció por primera vez, después de que el productor argentino le contó que Del Castillo estaba en contacto con el narcotraficante para hacer una película.

En su primer encuentro, Penn no mostró interés por el proyecto, pero preguntó si podrían reunirse con "el Chapo", a lo que ella respondió que le parecía "peligroso" pero lo "intentaría".

Después llegaron nuevos contactos con Guzmán vía BlackBerry, en los que acordaron finalmente reunirse en Sinaloa, en un viaje al que también fueron invitados Penn y los dos productores argentinos.

Finalmente, según el relato de la revista The New Yorker, Del Castillo cree que todo lo ocurrido ha merecido la pena y que pretende seguir con el proyecto para hacer la película sobre el "el Chapo" Guzmán.