Se declaró culpable por robo de fotos hot y videos a famosas

Ryan Collins, de 36 años, fue imputado por hackear cuentas de Apple iCloud y Gmail de más de cien personas, entre ellas varias actrices y cantantes.
Miércoles 9 de marzo de 2016
Un hombre estadounidense fue imputado por piratear numerosas cuentas de Apple iCloud y Gmail que pertenecían a famosos y de robarles videos y fotografías íntimas.

Ryan Collins, de 36 años y residente en Lancaster, Pensilvania, llegó a un acuerdo con las autoridades y este martes se declaró culpable en Los Ángeles (California) de violar la ley de Fraude y Abuso Informático.

Concretamente, Collins enfrenta dos cargos: uno por hackeo cibernético y otro por acceder sin autorización a una computadora protegida para obtener información.

Aunque los cargos pueden suponer una condena de hasta cinco años de prisión, los fiscales recomendaron que cumpla una sentencia de 18 meses tras el acuerdo legal que alcanzaron las partes.

Collins es sospechoso de haber robado nombres de usuarios y sus correspondientes contraseñas por medio de un esquema de fraude electrónico.

El Departamento de Justicia de EE.UU. dijo que el hombre admitió haber accedido a más de 100 cuentas ajenas a él entre noviembre de 2012 y septiembre de 2014.

Todo parece indicar que lo logró enviando a sus víctimas mensajes de correo electrónico que parecían proceder de Google o Apple en los que pedía sus datos para entrar en las cuentas.

El FBI urgió a los usuarios a ser escépticos cuando se les pidan datos personales en internet.

"El acusado utilizó numerosas direcciones de correo electrónico fraudulentas diseñadas para parecer cuentas legítimas y seguras de distintos proveedores de internet, como por ejemplo email.protection318@icloud.com, noreply_helpdesk0118@outlook.com ysecure.helpdesk0119@gmail.com", según consta en los archivos del tribunal.

A Collins se le acusa de haber accedido a al menos 50 cuentas de iCloud (el servicio de datos de Apple) y 72 del servicio de correo electrónico Gmail.

Una vez conseguía engañar a los dueños de las cuentas para que le dieran sus datos, indica la acusación, Collins revisaba la información online de las víctimas.

"Mediante este esquema de fraude, el acusado fue también capaz de acceder a copias de seguridad completas de Apple iCloud que pertenecían a muchas víctimas, incluyendo al menos 18 famosas, muchas de las cuales residen en la zona de Los Ángeles", se lee en los documentos del tribunal.

Los documentos citados no nombran a las celebridades, pero los ataques que se le imputan a Collins coinciden con las fechas en que se difundieron por internet fotos robadas de actrices como Jennifer Lawrence, Kate Upton y Mary Elizabeth Winstead en 2014.