Los precios suben 38% y el consumo desciende casi 21%

Un informe privado destaca que los productos que más aumentaron sus precios, encabezados por lácteos, panificados y carnes, en general fueron los que menos se consumieron.
Sábado 19 de marzo de 2016
Los precios de los artículos de la canasta básica, incluyendo alimentos y productos de limpieza, acumularon un aumento superior al 38% entre noviembre y fines de febrero.

Los datos corresponden a un relevamiento realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) sobre las fluctuaciones de precios al consumidor y volúmenes de ventas durante el último cuatrimestre.

El informe destaca que los productos que más aumentaron sus precios, encabezados por lácteos, panificados y carnes, fueron, en general, los que menos se consumieron.

Miguel Ángel Calvete, Presidente del organismo de estadísticas explicó que el trabajo de campo se realizó desde el 1 de noviembre de 2015 hasta el 29 de febrero de 2016 inclusive, evaluando el movimiento de precios y los volúmenes de venta de 253 productos de la canasta básica, incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza.

La medición se llevó a cabo sobre un total de 653 puntos de venta, incluyendo 249 almacenes, 204 autoservicios chinos, 104 sucursales de grandes cadenas de supermercados y 96 ventanas (bocas de expendio de villas y asentamientos).

INDECOM detalló que la leche fluida en sachet por un litro fue el producto que más aumentó su precio en góndola, alcanzando una suba promedio de un 38,2 % y una baja en las ventas del 2,1 %.

En tanto, los panificados tipo facturas fueron los productos que más bajaron en sus ventas, registrando una caída del 23,4 %, relacionada directamente con una suba en sus precios del 27,8 %.

Por su parte, los yogures que registraron un alza promedio del 35,4%, bajaron sus ventas entre un 4 y un 11 %, según marca y calidad.

En cuanto a los cortes de carne, que subieron hasta un 34%, dependiendo de la zona geográfica, las mermas en las ventas fueron de entre el 9 y el 21,4% en el interior del país.

Apenas por debajo aparecen los quesos, en todas sus formas, que mostraron una suba de precios del 29,3 %, al igual que los fideos secos que se comercializaron por arriba del 28,7 %.

En tanto, el informe detalla que los detergentes subieron un 28 % y perdieron ventas por un 11 %, a la vez que las harinas se fueron para arriba en un 27,2 % y mermaron sus ventas en un 2,3 %.

Un escalón apenas abajo aparecen los productos tomatados, con alzas del 24,5 % en sus costos y con bajas en su consumo del 2,8 %.

Calvete explicó que "el informe también sacó a la luz la cadena de responsabilidades que causaron esas subas durante los últimos 120 días".