Ruta del dinero K: "Buscamos testigos para la investigación"

Así lo aseguró el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano. El caso involucra al empresario Lázaro Báez por presunto lavado de dinero durante la gestión kirchnerista.
Sábado 19 de marzo de 2016
El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, aseguró hoy que desde el Gobierno "hay herramientas" como la "oficina de protección de testigos" para permitir avanzar en casos como el que involucra al empresario santacruceño Lázaro Báez por presunto lavado de dinero durante la gestión kirchnerista.

"Necesitamos que nos lo pidan los jueces y fiscales, así lo establece la ley, (pero) nosotros estamos en condiciones de proteger a estos testigos en todos los hechos delictivos, de corrupción. Hay métodos muy profesionales de hacerlo", enfatizó.

Asimismo, en relación a recientes declaraciones periodísticas de Federico Elaskar, ex propietario de la financiera SGI conocida como La Rosadita, Garavano advirtió que "más allá" de la figura del "arrepentido", la Justicia tiene otros instrumentos como la "suspensión del proceso a prueba" o del "juicio abreviado" que ayudarían a esclarecer causas de corrupción.

"La Fiscalía podría acordar con algunos partícipes de hechos menores la suspensión de esos procesos a prueba y que ellos realmente cuenten cómo fue toda esta maniobra y aporte información", deslizó, en diálogo con radio Continental.

El funcionario abundó: "Lo mismo se puede hacer con una figura que se llama 'juicio abreviado', en donde algunas personas partícipes de estos delitos pueden admitir su responsabilidad, ser juzgados rápidamente y, en esas declaraciones que brindan, contar con detalle cómo fue esta operatoria".

Ante una pregunta, Garavano reflexionó que la "primera contribución" del Ejecutivo para que se sepa la verdad en causas como la llamada "ruta del dinero K" es "no interferir en la Justicia, lo que es un gran paso frente a lo que veíamos del gobierno anterior. Es decir, tratar de que la Justicia lleve adelante estas investigaciones sin presiones".

Seguidamente, el funcionario destacó que el Gobierno cuenta con una "oficina de protección de testigo" para ayudar a la justicia a echar luz en causas de corrupción y otros delitos.

"Se lo ofrecemos a todos los jueces federales", enfatizó.

Garavano indicó que esa oficina, actualmente a cargo de "un experto que trabajó en seguridad de Naciones Unidas", es una "herramienta" muy importante que "puede contribuir a proteger a personas, incluso a quienes pueden haber estado y que se ven en los videos de La Rosadita".

"Esa es una herramienta concreta con la que cuenta el Ejecutivo para ayudar a la Justicia en este tipo de investigaciones", reiteró.

Al referirse a las imágenes difundidas por televisión en las que se lo ve a Martín Báez, hijo del empresario kirchnerista, contando fajos de dólares y euros en La Rosadita,

Garavano expresó que "a lo mejor, en estos videos hay gente claramente involucrada en la maniobra pero también habrá gente que estaba trabajando ahí, que eran cadetes o personal administrativo que nada tenían que ver con maniobras delictivas".

"El arrepentido es una persona que es partícipe de la maniobra y otra cosa son los testigos que estaban ahí por una situación laboral o puntual, que ni se enriquecieron ni se beneficiaron ni formaron parte de la maniobra", advirtió.