Lanús superó a Boca y se afirma como líder de la Zona 2

El equipo de Schelotto tuvo una actuación para el olvido y cayó sin atenuantes por 2 a 0.
Lunes 21 de marzo de 2016
Boca tuvo una actuación para el olvido y cayó esta noche sin atenuantes por 2 a 0 ante Lanús, en un partido disputado en el sur del conurbano bonaerense y correspondiente a la octava fecha del torneo de Primera División.

Los delanteros Lautaro Acosta y José Sand, al minuto y a los cuatro del primer tiempo, anotaron los tantos de la victoria del "Granate".

Con este resultado, Lanús está en lo más alto de la zona 2 con 19 puntos, mientras que el conjunto de la ribera quedó lejos, con 11 unidades.

El local tuvo un arranque arrollador, aprovechando al máximo las dudas y la fragilidad defensiva de un Boca que salió a jugar el partido dormido, sin hacer pie.

Así fue que apenas pasado el minuto de juego Acosta tomó un rebote corto dejado por Tobio y puso el 1 a 0 con un derechazo violento, que superó la estirada de Orion.

Lanús siguió presionando bien arriba, la visita no reaccionaba y dos minutos más tarde lo tuvo Almirón, pero Orion llegó justo a cerrar la entrada del juvenil, enviando el balón al córner.

"Maxi" Velázquez ejecutó rápidamente el tiro de esquina, tomó a los defensores de Boca mal parados y llegó el segundo tanto: la peinó Almirón, la tocó Mouche y finalmente Sand, en la línea, la empujó al fondo de la red.

Boca pudo descontar a los 6 minutos en una jugada en la que Jara escaló por la derecha, habilitado por Lodeiro, y dejó a Tevez de cara al arquero Monetti, que tapó con lo justo el tiro suave del "Apache".

Durante algunos minutos el local se recostó unos metros más atrás y cedió el control de la pelota a Boca, pero Lanús seguía siendo más peligroso, ahora en la contra.

Más allá de su pobre juego, el elenco de la ribera tampoco tenía suerte y a los 23 minutos un tiro libre del uruguayo Lodeiro superó la estirada de Monetti, pero la pelota pegó en el travesaño.

Tres minutos después, Insaurralde falló con un flojo cierre sobre Almirón y el juvenil quedó de cara al arco, pero no pudo vencer a Orion, que tapó con el cuerpo.

El segundo tiempo siguió de la misma manera, con Lanús un tanto agazapado, aunque sin sufrir demasiado ante un Boca que tenía la pelota, pero carecía de ideas claras para generar peligro.

Los futbolistas locales ganaban las pelotas divididas y recuperaban rápido el balón, mientras que los jugadores boquenses erraban la mayoría de los pases, siendo Monetti un espectador de lujo.

Ni siquiera desde el banco llegó la solución de los problemas de Boca. El "Mellizo" Guillermo mandó al campo de juego a los delanteros Palacios y Chávez, pero estos se perdieron en la intrascendencia.

Los minutos pasaron sin emociones frente a los arcos, con un Lanús festejando a puro optimismo de cara al futuro y un Boca lleno de dudas y preocupación para lo que se viene.