Twitter cumple 10 años: la red social que cambió la comunicación

El sistema de micromensajes tiene una influencia destacada y un impacto inmediato en los principales acontecimientos mundiales.
Lunes 21 de marzo de 2016

El primer tuit de Jack Dorsey. cofundador de Twitter, fue “@jack: Just setting up my twttr” (poniendo a punto mi Twitter). Nadie podía imaginar como aquella red de micromensajes iba a influir en la comunicación global a base de textos limitados a 140 caracteres como máximo.

Hoy, Twitter tiene un número de seguidores activos relativamente corto: unos 320 millones, aunque más de 500 millones de personas han tenido una cuenta. Sin embargo, pese a la diferencia de peso demográfico respecto a una red como Facebook (1.600 millones de usuarios), la red de los pajaritos tiene una influencia destacada y un impacto inmediato en los principales acontecimientos mundiales.

Fue un tuit –término ya incorporado a nuestro lenguaje– el primero que alertó de que los Navy Seals de Estados Unidos estaban invadiendo la casa de Abbottabad (Pakistán) en la que mataron a Osama bin Laden el 1 de mayo del 2011. Sohaib Athar publicó el mensaje: “Helicóptero sobrevolando Abbottabad a la 1 AM (es una cosa rara)”.

Junto con la capacidad para transmitir acontecimientos trascendentes, Twitter también ha sido un instrumento para la frivolidad y los contenidos vacíos. En el 2016, Twitter lanza al ciberespacio unos 500 millones de mensajes diarios. En un año, se publican unos 200.000 millones de tuits.

Como instrumento de comunicación ha abierto nuevas vías desconocidas. Barack Obama, que accedió a la presidencia de Estados Unidos en el 2008, fue uno de los primeros políticos en utilizar de una forma estructurada el uso de las redes sociales. Twitter ya estaba ahí.

El 20 de abril del 2008, conocíamos una gran noticia científica. La sonda Mars Phoenix Lander encontró agua helada en Marte y la NASA utilizó Twitter para anunciarlo: “¿Estáis listos para celebrarlo? Bien, preparaos. Tenemos HIELO!!!!! Sí, HIELO, *AGUA HELADA* en Marte! w00t!!! El mejor día!!”.

No sería la última vez que un descubrimiento de interés mundial llegaría hasta nosotros en forma de mensaje corto. Cuando la sonda espacial Rossetta logró hacer aterrizar su módulo Philae sobre la superficie de un cometa, la humanidad se enteró por un tuit. Con la llegada de Twitter, la comunicación ha cambiado.

Las revoluciones de la llamada primavera árabe se apoyaron en sus convocatorias multitudinarias en un instrumento como Twitter pese a los intentos de algunos gobiernos de bloquear el acceso a esta red.

Los 140 caracteres de Twitter tampoco dejan lugar a los matices. Los mensajes son directos, sin explicaciones, por lo que, ya sea por malentendidos o por errores en el mensaje, esta red social se ha convertido también en un instrumento para linchar personajes. Equivocarse a la hora de emitir un mensaje o decir una tontería se paga caro. Algunos han tenido que cerrar sus cuentas agobiados por las oleadas de críticas de miles de usuarios.

Los diez primeros años le llegan Twitter en una cierta crisis existencial. Aunque celebre su aniversario bajo el hashtag #LoveTwitter, su crecimiento parece estancado y su modelo de negocio no acaba de arrancar. Los tuits patrocinados o el nuevo orden propuesto de los tuits (que puede ser desactivado por el usuario) son algunas de las ideas que los directivos de la compañía han ideado para salir a flote.

Los mensajes sin embargo siguen ahí. La nueva herramienta de Twitter es la transmisión de vídeo Periscope. Los pajaritos parecen seguir muy vivos.