Para Eduardo Arnold, "Casanello es socio de Cristina Kirchner"

"Tortuga Casanello debería haber actuado como corresponde y todavía sigue dando vueltas y ahora dice que no puede imputar a Cristina cuando es la dueña de la pelota", dijo el exvicegobernador de Néstor.
Lunes 21 de marzo de 2016
Eduardo Arnold, exvicegobernador de Santa Cruz entre 1991 y 1999, durante la gestión de Néstor Kirchner al frente del Ejecutivo provincial, aseguró que el juez federal Sebastián Casanello "es socio" de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego de que el magistrado la desligó de la causa por lavado de dinero que investiga 'La ruta del dinero K'.

En declaraciones radiales, el exvice de Néstor Kirchner en Santa Cruz, Eduardo Arnold, se refirió a la causa de 'La ruta del dinero K', y aseguró que el juez Casanello "es socio" de Cristina Kirchner, luego de que el magistrado afirmó que la expresidenta "no está involucrada" en la causa por lavado de dinero que se reactivó a partir de la aparición de los videos del hijo de Lázaro Báez y otros imputados contando una millonaria cantidad de dólares en la financiera 'La Rosadita'.

"Tortuga Casanello debería haber actuado como corresponde y todavía sigue dando vueltas y ahora dice que no puede imputar a Cristina cuando ella es la dueña de la pelota", arremetió Arnold, en declaraciones a Radio Belgrano.

Además, el exvicegobernador santacruceño entre 1991 y 1999 explicó que "Lázaro Báez era socio del muerto y cuando murió Kirchner, quien heredó las sociedades que Néstor tenía fue Cristina y sus hijos".

"Lázaro Báez está escondido hace rato. Pasó de no tener nada en 1991 a tener un equipo de más de 1300 unidades automotrices entre máquinas, camiones y camionetas nuevas", apuntó, y denunció que "hay 1800 personas que echó, podría haber tocado algo de toda la plata que tiene guardada".

Arnold también denunció que "es una vergüenza que los empleados de Lázaro Báez hayan ocupado todas las habitaciones del hotel de Cristina, quien también cobraba por el hotel de Cristóbal López en Bariloche. Creen que somos tontos".