Los problemas más típicos al viajar en avión: ¿te pasó?

Lunes 21 de marzo de 2016
A todo el mundo le pasa. ¿Nunca tuviste problemas para viajar en avión? Para mucha gente, incluso, los problemas empiezan a bordo y despegando, una vez pasados todos los controles rutinarios y asegurado que no hay retrasos.

Estos son algunos de los clásicos cuando decidimos desplazarnos por aire. ¿Te sentis identificado?

Olvidarse el pasaporte: eso, o darse cuenta de que se tiene el DNI caducado en el último momento. En el caso del pasaporte, en algunos aeropuertos pueden expedirte uno provisional si presentas tu documento de identidad.

Problemas al pasar por el control de seguridad: da igual que no lleves ningún objeto prohibido y que te hayas quitado el reloj y todo lo que pueda hacer sonar las alarmas: si suena, inicia el cacheo, el registro de tu valija. La tarde anterior te habías pasado horas haciendo "tetris" en la valija para que todo entrase, y en cuestión de segundos todas tus cosas están desparramadas por el suelo.

Retrasos, overbooking, cancelaciones… son muchos los problemas que se pueden tener con las compañías aéreas, y los retrasos son uno de los más frecuentes. La espera en la puerta de embarque mirando la pantalla y esperando noticias, la ansiedad por saber si saldrá nuestro vuelo, los contratiempos en el viaje que tenemos programado… afortunadamente, muchos de estos percances se pueden reclamar. Por ejemplo, Flightright tiene una calculadora online de indemnizaciones que te dice la indemnización que te corresponde cuando sufres retrasos o cancelaciones de vuelos. Si el pasajero no quiere ocuparse de la reclamación, Flightright se ocupa de todo y no cobra si no hay indemnización.

El equipaje se pasa del peso permitido: según cómo sea la compañía, y la persona que te atienda, podrás sortear ese obstáculo con mayor o menor problema. Un truco es intentar ponerse encima toda la ropa que se pueda, aunque reconocemos que en verano puede ser un poco engorroso.