Las diez mejores playas del mundo

Atravesamos las costas europeas de norte a sur.
Martes 22 de marzo de 2016
LA CALA LUNA EN CERDEÑA, EN ITALIA

Al sur de la villa porteña de Cala Gonone, la cala Luna luce tan blanca como la nieve. Esta bahía describe un arco de 700 metros enmarcado por paredes verticales. Arbustos de enebro se agarran a las rocas peladas, de las que brota el verde en casi cualquier grieta. El mar ha erosionado los zócalos kársticos del acantilado del golfo de Orosei, creando puentes, techos y excavando cuevas con varios metros de profundidad. Quien no quiera llegar aquí por mar, puede hacerlo a pie por un sendero que sale de la cala Fuili. La caminata, de unas dos horas y media y algunas cuestas, atraviesa roquedales y sendas entre arbustos del tamaño de un hombre. Cuando la cala surge ante la vista, aparece en medio del camino una laguna, en cuyas aguas el caminante quiere sumergirse.

LA CALA MACARELLETA EN MENORCA EN ESPAÑA

No hay piedra que se erosione con tanta elegancia como la caliza. Quien conoce el suroeste de esta isla balear lo sabe. Aquí las calas seducen con playas de arena fina y un exquisito mar color turquesa. Cala Macarelleta es un paraíso al que se accede desde cala Macarella por un sendero de unos 30 minutos que bordea los acantilados hasta una escalera de madera empinada. Abajo: una hermosa playa de unos 200 metros cuadrados adornada por rocas y pinos.

LAS DUNAS DE PILAT, AQUITANIA, FRANCIA

A veces, los deportistas pasan horas volando en ala delta o parapente sobre la duna de Pilat, de 107 metros de altura, unos 500 metros de ancho y alrededor de tres kilómetros de longitud. El monte de arena más alto de Europa se eleva por encima de tupidos pinares unos kilómetros al sur de la villa de Arcachon, situada en la bahía homónima: 85 kilómetros de playa ancha y de arena fina ideal para bañarse, hacer surf, kitesurf y bodyboarden. Los amantes de la arquitectura pueden disfrutar en los alrededores de minicastillos góticos, palacetes modernistas, templos con aire antiguo bajo tupidas copas de árboles: son mansiones históricas de villas-balneario construidas a partir de mediados del siglo XIX, cuando el veraneo en esta costa se puso de moda. Además existen otros atractivos irresistibles: las ostras y otros mariscos de la región tienen fama de ser deliciosos.

LA PLAYA DE MYRTOS EN GRECIA

La playa de Myrtos en Grecia se encuentra en la región de Pylaros, en el noroeste de la isla de Kefalonia, en el mar Jónico de Grecia. Se encuentra entre los pies de dos montañas, Agia Dynati y Kalon Oros. Myrtos ha sido descrito como "una de las playas más espectaculares de Grecia", con su "arco largo de guijarros blancos deslumbrantes milla y media". Fue utilizado como el lugar para el episodio explosión de una mina en la mandolina del capitán Corelli.

LAS PLAYAS DE LA ISLA DE BARRA, EN ESCOCIA

La arena de esta hermosa playa ciega la vista. Barra, al noroeste de Glasgow y conectada a la isla vecina de Vatersay por un terraplén, forma parte del archipiélago de las Hébridas Exteriores. La mayoría de ellas está despoblada. Quien llega hasta aquí no lo hace precisamente con ganas de bañarse, porque incluso en verano el agua turquesa está demasiado fría. El atractivo de Barra reside en su paisaje. Una caminata es la mejor manera de adentrarse en su territorio. Y sí, lo que hablan los isleños –unos 1.500– con los visitantes que llegan del continente europeo es realmente inglés. Este es un mundo fantástico, extraño. Da la sensación de estar tan lejos de casa como Nueva Zelanda: los rebaños de ovejas salpicados por las colinas verdes aumentan el parecido.

LA PLAYA DE PALOMBAGGIA, EN CÓRCEGA, FRANCIA

Casi nunca sopla el viento y el agua cristalina permanece inmóvil. Al entrar al suave mar, da la sensación de poder caminar hasta Roma, justo en la costa de enfrente. ¿Dónde están los chiringuitos? No son habituales aquí, en esta bahía blanca de varios kilómetros de longitud. En su lugar, los pinos piñoneros, con más de cien años de edad, abren sus copas a modo de sombrillas. En estas aguas del Tirreno pueden contemplarse los peces sin gafas de bucear, como si estuvieran en un acuario: basta con caminar entre los cantos rodados sumergidos y bajar la mirada. Los aficionados al senderismo escalan por las rocas y caminan de cala en cala hacia el sur. Al cabo de media hora larga de marcha llegan a Cap d’Acciaghju, donde se abren las hermosas playas de Tamaricciu y Acciaghju. A su regreso traen la felicidad dibujada en la amplia sonrisa.

LA PLAYA FIVE FINGERS EN IRLANDA

La mayor península irlandesa estira la punta norte del pais como si quieres al Ártico. Aqui se encuentra la bahía de Trawbreaga. Junto al pueblo Malin se encuentra la playa Five Fingers. Con marea baja se aprecia las 5 rocas que introducen como una mano gigante en el agua y dan nombre al arenal. Eso sí, hay que llevar una chaqueta porque hay mucho viento.

LA PLAYA DOÑA ANA EN EL ALGARVE, DE PORTUGAL

La extremidad occidental del Algarve es el extremo de Europa continental. De hecho, en épocas antiguas el área era sentida para ser el borde del mundo. Así pues, cuando usted está empapando encima del sol en las playas del Algarve, es diversión apenas para imaginarse en el borde del mundo. Esta preciosa playa a las afueras de Lagos, en la que destaca el color azul turquesa de sus aguas y los farallones rocosos que la rodean y que hay en el propio agua, y os quería hablar de ella para recomendaosla por si vais por allí. En cuanto a su ubicación, hay que señalar que está situada a las afueras de Lagos (unos 3 kms) pero es muy fácil llegar, tanto en coche, como en transporte público ya que hay una parada de autobús justo encima de la misma playa. Si se va en coche cuenta con un aparcamiento gratuito donde dejarlo, aunque no es muy grande.

LA BAHÍA DE CHIA, EN ITALIA

Un lugar altamente recomendable de la costa sur es la bahía de Chia de Cerdeña a unos 60 kilómetros de la capital. En el camino hay lugares de interés, como los restos de la ciudad púnica de Nora, a orillas del mar. La torre de Chia domina las limpísimas playas de la bahía, playas de dunas de arena blanca y fina. Se alza sobre una colina donde se encuentran los restos de Bithia, una de las ciudades más importantes de la Cerdeña cartaginesa.

LAS PLAYAS DE LA ISLA DE ZANTE EN GRECIA

Zante o Zacinto (en griego ΖÜκυνθος, Zákynthos), es una isla griega del grupo de las islas Jónicas y también una de las unidades periféricas de Grecia. Se menciona en la Odisea de Homero, lo cual quiere decir que se tiene conocimiento de la isla desde antaño.